¿Quién manda ahora en NH Hotel Group?

Who has occupied the empty seats of NH's directors?

¿Quién manda ahora en NH Hotel Group?

La cadena nombra a tres ejecutivos de perfiles distintos que representan la mentalidad de los dos accionistas con más fuerza en la compañía

Carles Huguet

BARCELONA

30/06/2016 - 08:55h

Reza el tópico que después de la tempestad siempre llega la calma. Aunque sea de forma momentánea, la paz ha llegado a NH Hotel Group tras semanas de guerra entre el accionista mayoritario, HNA, los fondos de inversión y Hesperia. La salida del grupo asiático -HNA- del consejo de administración ha comportado también el cese del consejero delegado, Federico González Tejera, y el nombramiento de un triunvirato de ejecutivos para dirigir la compañía, cada uno con su respectivo padrino.

La salida de González Tejera sorprendió mucho al seno de la plantilla. Después de un periodo de 21 meses "sin rumbo" bajo el mando de Mariano Pérez Claver, antiguo directivo de Caja Madrid vinculado con la trama de las tarjetas opacas, su fichaje en 2012 renovó el aire en la compañía y fomentó la cultura de empresa, entonces "por los suelos". Como explicó Cerodosbé, su salida obedece a las diferencias con José Antonio Castro, copresidente de la hotelera y representante de Hesperia, tanto personales como a la hora de entender el futuro de la cadena.

La nueva fórmula a la cabeza de la entidad, una tricefalia con tintes temporales. Beatriz Puente, hasta ahora directora financiera, ocupará el cargo de directora general ejecutiva de administración y finanzas. Mientras, Ramon Aragonés, director de operaciones, será el nuevo director general ejecutivo de negocio y operaciones y Rufino Pérez, director comercial, figurará como director general de medio. Una solución "que puede aguantar un año como mucho" a la espera de que HNA mueva ficha tras su expulsión en el consejo de administración. 

Beatriz Puente responde al perfil requerido por Oceanwood: Una mentalidad de marcado carácter financiero para reducir la deuda de la cadena  

El cargo de primer ejecutivo se le ha otorgado a Puente, avalada por la exitosa salida a bolsa de Aena pese a las polémicas que rodearon su paso por el gestor aeroportuario. Durante dos años y medio fue clave en la reestructuración de la deuda que ha permitido la entrada en el mercado de valores de la entidad semipública. La reduccion de un pasivo que alcanza los 838 millones es una de las obsesiones de los accionistas que dominan el consejo.

De marcado perfil financiero, está llamada a interpretar las órdenes de Oceanwood, el fondo británico que ocupa la otra copresidencia y que posee el 12% del capital. Su entrada llegaría avalada por Alfredo Fernández, representante del grupo inglés en la hotelera."Tiene la mentalidad global necesaria para saber que hoteles cerrar y que medidas implementar sin que se vea afectado en exceso el negocio", explican desde el sector.

Rufino Pérez y Ramon Aragonés, que completan el trío, tienen pasado en Hesperia

Con la cuota del Reino Unido cumplida, Castro también ha colocado a personas de su confianza en el tridente de dirección. Rufino Pérez, hasta el 2009 director de operaciones de Hesperia, se encargará de gestionar los recursos humanos, las obras y proyectos de mantenimiento así como los sistemas informáticos.

Mientras, Ramon Aragonés es visto cómo el hombre que, "si le dejan", puede hacer avanzar la hotelera, apuntan los sindicatos. Hasta hace seis años en Hesperia, su área engloba a todos los directores de hotel, los centros que "al final hacen el dinero de NH".

La sensación de temporalidad podría acrecentarse si, como ha repetido una y otra vez de manera oficial, HNA no se lanza a adquirir el 100% de la compañía. "¿Qué sentido tiene tener el 29,5 de una empresa en la que no tienes ningún tipo de influencia?", se preguntan en el sector. Hasta ahora focalizada en obtener conocimiento, los fondos confían en que cambie su estrategia y se cumplan las palabras de Wolfgang Neumann, consejero delegado de Rezidor: "El grupo asiático planea crear una cadena hotelera a nivel mundial". Oceanwood obtendría su esperado beneficio y José Antonio Castro el montante suficiente para hacer frente a sus deudas de 21,5 millones de euros requeridas por la justicia.

Por el momento, en la firma española la orden a la orquesta es que siga tocando como hasta ahora. Incluso la sociedad conjunta con HNA para expandirse en China sigue adelante como si nada.