Sidorme Hoteles se muda a Madrid

Sidorme Hoteles tiene 13 hoteles repartidos por la geografía española.

Sidorme Hoteles se muda a Madrid

La cadena catalana se traslada a la capital por razones "operativas" ante la avalancha de proyectos que desarrolla en la ciudad

Carles Huguet

BARCELONA

03/09/2016 - 01:00h

Desde el Gran Lujo al low-cost, varias hoteleras han abandonado Cataluña en los últimos meses. Por razones bien distintas, desde el temor a la independencia, la optimización fiscal o facilitar la operativa, Derby Hoteles -Jordi Clos- y Único Hotels -Pau Guardans- han trasladado la sede fiscal a Madrid. La última en seguir sus pasos ha sido Sidorme Hoteles, la cadena de hoteles económicos de moda en la capital.

Según explican desde la compañía a Cerodosbé, la razón de la fuga es simplemente operativa y la desvinculan del proceso independentista catalán. Hasta ahora domiciliada en el alojamiento que regenta en la localidad de Viladecans (Barcelona), el pasado 25 de agosto se formalizó la toma del puente aéreo hacia la madrileña calle Fuencarral, donde abrió en abril de 2015.

Si bien no existe ningún inconveniente en tener la sede fiscal en una ciudad y el epicentro de la actividad en otra, el flamante fervor de Madrid ha propiciado el cambio. En apenas año y medio, su presencia en la capital se ha disparado. Del Hotel Las Rozas que explotaba a principios de 2015 ha pasado a gestionar cuatro en la actualidad con la apertura del Sidorme Aeropuerto T4, el Sidorme Fuenlabrada y el de la mencionada calle Fuencarral.

 Tras entrar con fuerza en el mercado de los hoteles de bajo coste, la empresa también quiere plantar cara a Airbnb en Madrid

Además, la firma ultima las obras para abrir el Sidorme Sol en la calle Montera durante el otoño. El proyecto ha necesitado cuatro millones de inversión para las 70 habitaciones del inmueble que gestionará en alquiler. No será el último, aseguran en el sector. 

La guinda del pastel de la cadena que dirige Jairo González es la apuesta por los apartamentos. Tras entrar con fuerza en el mercado de los hoteles de bajo coste, la empresa también quiere plantar cara a Airbnb en Madrid. Por ello, ha invertido dos millones de euros para la construcción de 40 pisos turísticos en Fuencarral y Montera. 

El galope madrileño se convierte en trote en Cataluña. La empresa ha aminorado la marcha en la región que la vio nacer, donde cuenta con tres establecimientos. Todos en localidades colindantes a Barcelona -Viladecans, Granollers y Mollet-, siguen una de las premisas básicas de la firma: Una localización estratégica en ubicaciones bien visibles. Ahora, pero, factores externos como la moratoria hotelera dificultan el nacimiento de nuevos proyectos, pues la única opción es el cambio de llaves.

González ya explicó en enero que la compañía no tenía "planes inmediatos para Barcelona"

González ya explicó en enero que la compañía no tenía "planes inmediatos para Barcelona". Sin embargo, mira de reojo el territorio y, según ha podido saber Cerodosbé, se encuentra en negociaciones para cerrar dos nuevos hoteles en la Comunidad Autónoma. Pese al interés existente, las conversaciones todavía se encuentran en fase embrionaria, 

Sidorme cerró el año 2015 con una facturación de 10 millones de euros -un 45% más que en 2014- y un beneficio neto de 1,3 millones. Para 2016, el objetivo es volver a elevar las ventas un 50% y duplicar las ganancias. A medio plazo, la cadena quiere acercarse a los 30 hoteles en 2018, con una inversión prevista de 20 millones.