Francia impone una dura multa a Expedia

Expedia impedía a los hoteles asociados ofrecer tarifas más bajas que las publicitadas en el portal.

Francia impone una dura multa a Expedia

El gobierno francés sanciona a la agencia online con un millón de euros por manipular los precios de los hoteles

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

22/06/2017 - 19:04h

El gigante estadounidense de agencias de viajes por internet Expedia fue condenado en Francia al pago de una multa de un millón de euros por obstaculizar de forma abusiva la libertad comercial y de precios de los hoteleros, según revela el diario Le Figaro.

El Tribunal de Apelación de París impuso a Expedia la sanción por quedar probado que se impedía a los hoteles que se anunciaban en la plataforma a aplicar precios inferiores a los que presentaban en ella.

La patronal del sector hostelero Umih, que se había asociado a la demanda, destacó que la sanción es "muy significativa", en la medida en que sienta una jurisprudencia para casos futuros. En términos económicos, Umih reconoce que el millón de euros no causará un problema financiero al gestor de reservas.

El presidente del negocio hotelero en la Umih, Laurent Duc, destacó que gracias a la sentencia "todos los hoteleros que trabajen con Expedia van a poder aplicar tarifas más atractivas" en su sitio de internet.

Expedia recurrirá la sanción

Una ley que está en vigor en Francia desde agosto de 2015, promovida por el que fuera ministro de Economía y hoy presidente de Francia, Emmanuel Macron, prohibió una cláusula que aplicaba Expedia a sus hoteles asociados, que les obligaba a no cobrar menos a los clientes que consiguieran por su cuenta precios más bajos por medio de Hotels.com.

Duc estimó que si bien hasta ahora Expedia "no dudaba en sancionar" a los que bajaran sus precios reduciendo la visibilidad de sus anuncios, la sentencia del Tribunal de Apelación de París debería modificar esas prácticas.

El grupo estadounidense señaló que va a recurrir ante el Tribunal Supremo este dictamen, pues aclaró que se trata de una práctica del pasado que afecta a "ciertas cláusulas contenidas en antiguos contratos establecidos con un número limitado de hoteles".