Islas Airways atraviesa turbulencias legales y económicas

Islas Airways atraviesa turbulencias legales y económicas

La compañía prepara dos ERE mientras prosigue la investigación por fraude en las subvenciones recibidas para los vuelos de residentes en Canarias

G.T.

09/07/2012 - 21:07h

Las aventuras de Francisco González Yanes en el mundo de las aerolíneas a principios de los 2000 siguen dando de que hablar. Tanto Santa Barbara Airlines (SBA) como Islas Airways se mantienen operativas --ya lejos de las manos del empresario canario-- aunque no exentas de polémicas.

SBA ha recibido varias críticas por falta de seguridad mientras que la segunda se podría enfrentar a una causa penal por un presunto fraude en las liquidaciones de las cantidades correspondientes a la subvención de los vuelos de residentes en Canarias.

Sobre la investigación que el Gobierno encargó a la justicia poco ha trascendido. Desde 2011, la aerolínea está en el ojo del huracán aunque no ha sido hasta mediados de abril de este año cuando se iniciaron los trámites administrativos para reclamar a la aerolínea seis millones de euros.

El fraude consistiría en cobrar por parte del Ministerio de Fomento el 50% de la tarifa estándar para la clase turista aunque los billetes de los usuarios sean más baratos y recaudar la diferencia para sus propios bolsillos.

Dos ERE

Sin embargo, ese no es el único terremoto que ha sacudido Islas Airways en los últimos meses. La aerolínea –-que cuenta con una plantilla de unos 200 trabajadores-- se encuentra a punto de aprobar dos expediente de regulación de empleo (ERE) que significarían 33 despidos así como la reducción de hasta el 31% de la jornada para el resto de trabajadores.

El sindicato CCOO ha denunciado en múltiples ocasiones que ambos procesos se están realizando de forma un tanto irregular. En este sentido, el sindicato ha cargado contra los actuales propietarios de la aerolínea, el grupo SOAC, por la situación de ésta.

A falta de que se hagan públicos los resultados de la compañía del año pasado, en 2010 la aerolínea perdió dos millones de euros.

Fuga de directivos

SBA se fundó en 1985 por el empresario venezolano Miguel Urdaneta Fernandez. González Yanes la adquirió posteriormente y, tras ello, lanzó la filial Islas Airways que opera en las Islas Canarias en 2003.

Cuatro años después, el empresario canario se deshizo de ambas aerolíneas. Islas Airways fue adquirida por el Grupo SOAC con el que inició una importante fase de expansión con la contratación de varios ejecutivos internacionales de la aviación. En los últimos meses, junto a los despidos, también han abandonado la compañía varios altos directivos.