La casa de Twin Peaks podría convertirse en un misterioso hotel

La casa de Twin Peaks podría convertirse en un misterioso hotel

Fans de la serie que emitió Telecinco en 1990 quieren comprar la residencia Palmer

I.J.

Barcelona

22/07/2014 - 11:32h

Parte de la trama de Twin Peaks ocurre en la Residencia Palmer.
¿Quién mató a Laura Palmer? A los que conocen la respuesta a esta pregunta probablemente les sonará la Residencia Palmer. La casa señorial que aparece en la serie de televisión Twin Peaks se ha puesto a la venta por 549.950 dólares (400.000 euros).

Ahora, los aficionados de la serie de misterio que emitió Telecinco en 1990 quieren comprar la mansión y restaurarla. Su objetivo, dicen, es transformar la casa de Everett (Estados Unidos) en un museo y un hostal que sirva de atracción turística.

La casa cuesta 400.000 euros y tiene cuatro habitaciones y un jardín de 800 metros cuadrados

Para ello, han organizado una campaña de micromecenazgo en la web Kickstarter. A trece días del final de la campaña, sólo llevaban recolectados 10.000 dólares de los 600.000 necesarios.

Mientras los fans de la serie de David Lynch se esmeran en recabar fondos, la casa sigue anunciada en un portal inmobiliario. Según Estately.com, la residencia tiene 380 metros cuadrados útiles, cuatro habitaciones, dos baños, comedor, cocina americana y un jardín de más de 800 metros cuadrados.

La espectacular mansión se encuentra en el lujoso barrio de Everett, a 40 kilómetros al norte de Seattle (Estados Unidos). Durante la grabación de Twin Peaks, la residencia aparecía en el capítulo piloto, además de en una película que dio continuidad a la serie.
 
 
La Residencia Palmer aparece en el capítulo piloto y en una secuela
 
Twin Peaks fue una exitosa serie de televisión que emitió la cadena ABC en Estados Unidos y el canal de Mediaset en España en 1990. Las dos temporadas se iniciaban con el descubrimiento del cadáver de Laura Palmer, una joven de apariencia inocente y angelical.

El éxito de la producción fue tal que dio lugar a la película, a un festival anual y a planes para rodar una secuela, que finalmente no fructificaron.