La ‘jet set’ prefiere Port Adriano

La ‘jet set’ prefiere Port Adriano

El flamante muelle deportivo de Mallorca presume de alta ocupación. Es la dársena "para ver y ser visto"

Ignasi Jorro

28/08/2013 - 20:48h

Puerto deportivo de lujo Port Adriano (Mallorca)
Port Adriano ha descabalgado al tradicional Puerto Portals como dársena de lujo y grandes esloras en las Islas Baleares. Pese a lo prohibitivo de los amarres, la marina de yates deportivos de Calvià (Mallorca) confirma que este verano la ocupación "supera la de 2012" y llegará al 80% en la próxima campaña invernal.

Los datos no son triviales, teniendo en cuenta que amarrar una nave de quince metros de eslora cuesta más de 25.000 euros al año. Son 3.000 más que el suntuoso Puerto Portals, bendecido entre otros por Antonio Banderas, Ralph Schumacher o Su Majestad Juan Carlos I. En efecto, un año después de presentar una ostentosa renovación, Port Adriano ya es el muelle para "ser y ser visto".

Rentable

Ésta era precisamente la intención de Philipe Starck, diseñador galo que firmó una ampliación y transformación de 90 millones de euros presentada en 2012. Un año después, la instalación afirma que Port Adriano también funciona en tierra. "Estamos al 100% de ocupación de tiendas y restaurantes en la primera planta y sobre el 90% en la segunda", informa Nani Mas, director comercial.

Con todo, los gestores del que ha sido bautizado como “el hermano guapo de Portals” rehúyen comparaciones. "Somos una alternativa a cualquier puerto del Mediterráneo. Por ello, apostamos por la consolidación de la oferta global de Baleares", tercian ecuánimes.

Puntero

En cualquier caso, Port Adriano lo es todo salvo la modestia. Construido en 1992 y aupado a la fama en 2012, la dársena puede albergar yates y súper-yates de entre 25 y 80 metros. Presume de tener la única champagnería en las Islas Baleares y es una de las pocas marinas “premium” con parking oculto.

El puerto está gestionado por Ocibar, que pudo acometer la reforma estrenada el pasado año mediante un crédito concedido por un pool bancario participado por Santander, Banca March, Banco Popular y BBVA.