La jueza no se cree el Parkinson de Ruíz-Mateos y le obliga a declarar

La jueza no se cree el Parkinson de Ruíz-Mateos y le obliga a declarar

El empresario jerezano, denunciado por una presunta estafa de 13,9 millones en la compraventa del Hotel Eurocalas de Mallorca

Redacción

30/11/2011 - 19:12h

José María Ruíz-Mateos ha sido citado por segunda vez ante la Justicia por su implicación en la compraventa del Hotel Eurocalas de Mallorca, después de que el empresario eludiese su primera comparecencia ante los magistrados en julio en base a alegaciones médicas. La defensa del fundador de Nueva Rumasa entregó a la instructora una carta médica en la que esgrimía problemas de movilidad derivados de su enfermedad de Parkinson.

Sin embargo, la jueza Pilar Torres, del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, le conmina a prestar declaración el próximo 12 de enero, una vez que el forense ha emitido un informe en el que determina que no existe impedimento médico alguno para que el imputado se traslade hasta la capital balear para prestar declaración.

Llevó la negociación

La denuncia contra el empresario jerezano fue presentada por una presunta estafa de 13,9 millones de euros a Inversiones Grupo Miralles (IGM). Los querellantes atribuyen al empresario un papel mayor en las negociaciones que el de sus hijos, quienes sí han prestado declaración ante la Justícia.

La familia Miralles esgrime que los denunciados "avalaron (la compraventa del Hotel) con evidente mala fe" ya que ninguno de ellos "tenía ni tiene activo alguno a su nombre, al menos en España", informa Europa Press. También consta en la querella que los pagos de la compraventa se fueron abonando hasta que fueron interrumpidos en el verano de 2010.

Hasta ahora se han satisfecho 10,85 millones de euros, con lo que quedan pendientes de pago otros 12,81 millones. La estafa se cifra en 13,93 millones al sumarle intereses y actas de Hacienda.