Los fondos pugnan para quedarse con los hoteles españoles

Los fondos pugnan para quedarse con los hoteles españoles

Aprovechan las ventas de los bancos y Sareb para comprar, con rebajas sustanciales, activos directos y créditos que tienen los hoteles como garantía

Juan Carlos Martínez

Madrid

04/06/2015 - 21:23h

El interés inusitado que existe entre los inversores internacionales por quedarse con los hoteles de tres y cuatro estrellas en España está motivando la salida al mercado de un sinfín de operaciones.

Tanto la Sareb (el banco malo), como las entidades financieras, sobre todo Bankia, no paran de agrupar carteras con estos activos para ofrecerlos al mejor postor. A este ritmo, en un par de años, más de la mitad de estos establecimientos estarán en manos extranjeras.

Patadas entre los inversores

Hay auténticas patadas entre los inversores por hacer acopio del mayor número posible de hoteles, sobre todo en Madrid, Barcelona y el resto del litoral mediterráneo. Y Bankia lo ha podido comprobar en los últimos meses, con las dos operaciones cerradas en las que ha vendido los créditos hipotecarios que tenían en garantía cerca de 100 hoteles.

En octubre, la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri, en su estrategia de desinvertir en  todos los activos que no consideran estratégicos para centrarse en el negocio bancario puro y duro, se deshizo de una cartera crediticia garantizada con unos 30 hoteles, y valorada por un nominal de 351 millones de euros, que fue adquirida por el fondo Starwood Capital.

Y ahora acaba de hacer público el cierre de otra operación, la denominada como 'proyecto Castle', por la que Bank of America Merrill Lync (BofA) ha resultado adjudicataria de la cartera de deuda de Bankia, valorada en 400 millones, y vinculada a unos 50 establecimientos.

Litoral mediterráneo

La transacción, que comprende un total de 91 operaciones vinculadas a 45 activos, libera recursos para la concesión de nuevo crédito, eleva la liquidez del banco y contribuye a mejorar la calidad de activos, ya que algo más de la mitad de los créditos son dudosos.

El 70% de los hoteles de esta operación son de segmento vacacional, mientras que apenas un 30% son urbanos. Tres cuartas partes de los establecimientos del lote se localiza en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares. La mayoría, además, son de 3 y 4 estrellas, aunque hay también alguno de 5.

En el caso de Sareb, tras cerrar el 'proyecto Meridian' con la venta al fondo de capital riesgo Cerberus de una cartera de deuda con un colateral de 25 hoteles, valorada en 130 millones de euros, tiene ahora en marcha la venta de otra cartera de unos 500 millones de euros, en su mayoría procedente de dos hoteles de cinco estrellas –en su día promovidos por Polares World, en Murcia–, tres campos de golf y varios complejos residenciales.

Santander y BBVA

Además de Bankia, y en menor medida, también Santander y BBVA están queriendo sacar provecho para deshacerse de deuda tóxica asociada al negocio hotelero. La entidad presidida por Ana Patricia Botín tiene en venta una cartera valorada en 170 millones de la que cuelgan, como activos subyacentes, 17 hoteles ubicados en Canarias y la Comunidad Valenciana.

En el caso del BBVA no vende los créditos garantizados, sino directamente 14 hoteles que han llegado a su balance tras la ejecución hipotecaria acometida una vez impagados los créditos por parte de los empresarios hoteleros. Algunos de los establecimientos se encuentran cerrados.