Los hoteles zen de Brummell se convertirán en cadena

Los hoteles zen de Brummell se convertirán en cadena

Los impulsores del alojamiento de Barcelona miran a otras ciudades españolas y  a Marsella

Ignasi Jorro

Barcelona

09/09/2015 - 20:21h

Vista de la terraza con piscina del Hotel Brummell

La joven firma hotelera 'zen' Brummell se convertirá en cadena. El impulsor del alojamiento barcelonés, que cuenta con la colaboración externa de la modelo Verónica Blume, ya ha recibido ofertas para nuevas aperturas. Sin embargo, Christian Schallert no tiene prisa: "Primero pulir la marca. Después, expandirse", explica a 02B.

El primer Brummell abrió en la ciudad condal hace seis meses. El alojamiento sigue una rigurosa política kilómetro 0, con un huerto ecológico en la terraza, colaboración con el salón de yoga contiguo de Blume y una apuesta por el deporte y la naturaleza. "Hemos recabado muy buenas críticas, y la ocupación ronda el 100%", explica el inversor.

Nuevas aperturas 

Después de estrenar el hotel wellness de la capital catalana, Brummell piensa en crecer. "Nos interesa mucho España y una ciudad como Marsella. Encajan con la filosofía del hotel", explica el también diseñador gráfico y fotógrafo. De hecho, el promotor del oasis urbano ya ha tenido ofertas de inversores, que ha rechazado. 

"No creceremos por crecer. Antes hay que acabar de definir la marca", explica. Ésto incluye poner en marcha nuevos servicios, como sesiones de running para los huéspedes y vecinos de Barcelona y nuevas colaboraciones. 

Famosos

El Brummell hotel inauguró su propuesta de alojamiento boutique el pasado 6 de junio con una pléyade de famosos. Entre otros, bendijeron el nuevo alojamiento el actor Paco León, más conocido por su papel de Luisma en 'Aída'. El hotel también colabora con el estudio de yoga de Verónica Blume, que colinda con el espacio.

Con tarifas por encima de la media de Barcelona –a partir de los 150 euros-, el director del hotel asegura garantizar la calidad. "Es un producto con valor añadido: muros insonorizados, camas cómodas y un restaurante brunch con buenas críticas. Turismo de calidad", valora su director.