Fransola: complejidad aromática y elegancia extrema

Fransola, una excelente muestra de la variedad sauvignon blanc del Penedès. Ilustraciones: Jordi Català.

Fransola: complejidad aromática y elegancia extrema

La vendimia 2016, una de las más largas del decenio, produjo un Fransola sauvignon blanc de gran calidad

Jordi Català

Jordi Català Infographics

BARCELONA

19/01/2018 - 19:08h

Cerodosbé para

El Fransola 2016 de la Familia Torres es un extraordinario vino blanco de gama alta e identidad única, un recomendado monovarietal sauvignon blanc de la D.O. Penedès.

Esta variedad de uva es la base de este blanco que se elabora a bajas temperaturas, en parte fermentado y criado en barricas de roble nuevas americana y francesam que da como resultado un vino elegante, equilibrado, con estructura, buena acidez y una favorable evolución.

Este es un vino reconocido internacionalmente como uno de los mejores sauvignon blanc del mundo, como lo avalan los premiso de oro obtenidos en certámenes como el Concours Mondial du Sauvignon Blanc, en Burdeos, donde el Fransola obtuvo medallas doradas en las ediciones del 2010, 2014, 2015 y 2017.

 La música de la naturaleza

''Los mejores vinos se obtienen escuchando la naturaleza''. Esta es la razón por la que hace más de veinte años Miguel Agustín Torres seleccionó las tierras rojizas de Fransola, una finca histórica situada en una de las zonas más altas del Penedès, a 550 metros, en el municipio de Santa María de Miralles.

FRANSOLA A

El nombre de Fransola procede de una antigua masía cercana a la Llacuna en el Alt Penedès, donde se cultivan 25 hectáreas, preferentemente de la variedad aromática sauvignon blanc, con la que se elabora uno de los vinos blancos más elegantes de la Familia Torres. 

La combinación ideal 

Esta zona se caracteriza por sus noches frías y días templados que proporcionan un clima ideal para el cultivo de esta variedad. A pesar de la sequía, la buena capacidad de retención de agua de los suelos calcáreos-arcillosos que predominan en esta finca facilitó la buena maduración de los diferentes lotes de uva. Los vinos obtenidos fueron muy frescos y aromáticos y con una buena acidez en boca.

El Fransola 2016 se ha convertido en uno de los vinos blancos más singulares, elegantes, bien estructurados y de noble complejidad aromática de la Denominación de Origen Penedès.

FRANSOLA B.