Madrid quiere copiar el modelo turístico de Barcelona

Madrid quiere copiar el modelo turístico de Barcelona

La patronal propone emular la estructura del Consorci de Turisme para atraer más visitantes

Turistas en la plaza Mayor de Madrid.
Los empresarios del sector turístico de Madrid han propuesto al ayuntamiento y la Comunidad la creación de un consorcio público-privado para reactivar las visitas a la capital. Exceltur, la patronal del sector turístico, ha puesto sobre la mesa la creación de una entidad que copie el esquema del Consorci de Turisme de Barcelona que ha cosechado numerosos éxitos en la creación de actividades y en la proyección internacional, a juicio de la patronal.

“Es necesario aglutinar a todos, tanto a las administraciones como a los empresarios, para potenciar las posibilidades turísticas de la ciudad”, explica el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda.
 
 
La ciudad perdió el 5,8% del turismo este verano, una caída que se suma a la de 2012
 
La situación de Madrid es crítica, a ojos de los empresarios. El bus turístico viaja vacío, los hoteles mantienen una ocupación mínima durante los meses de verano, el aeropuerto de Barajas pierde pasajeros y, para colmo, el ayuntamiento se estrella con el proyecto olímpico que podía catapultarla a escala internacional.

La reducción de vuelos por parte de British Airways, los nuevos amos de Iberia, ha golpeado el turismo de Madrid, pero no es el único motivo de alarma. “Nos preocupa, pero estamos convencidos de que no es la única causa”, explica Zoreda.

La ciudad perdió este verano el 5,8% de visitantes en comparación con el mismo período de 2012, según las cifras de la patronal. La caída ha sido la mayor de toda España, seguida por el País Vasco.

Pero la reducción no ha sorprendido a casi nadie. En 2012 Madrid también sufrió una caída de turismo en comparación con el verano de 2011. Los empresarios creen que es necesario mejorar la imagen internacional de la ciudad, destacar sus potencialidades, reforzar la oferta cultural y de espectáculos.

Hasta ahora, ni el ayuntamiento, ni la Comunidad ni los empresarios del sector están seguros del camino a tomar para sacar a la ciudad de la inercia negativa en la que se ha enroscado. Pero cada vez hay un mayor convencimiento de que no hay nada que inventar: hay que emular a Barcelona.