Diez escapadas por Europa para disfrutar por menos de 200 euros

Una panorámica de Praga.

Diez escapadas por Europa para disfrutar por menos de 200 euros

Un decálogo de propuestas para los presupuestos más ajustados que quieran tomarse un respiro durante este otoño

Cerodosbé .

BARCELONA

12/10/2016 - 17:20h

El otoño acostumbra a ser una época del año en la que se viaja poco. Todavía en el recuerdo las vacaciones veraniegas, el clima no acompaña y muchos prefieren aguardar a fechas navideñas para darse un respiro en forma de escapada. Sin embargo, durante esta época del año es ideal para aquellos viajeros que deseen visitar, a precios asequibles, algunas de las capitales europeas del momento.

Por ello, en Cerodosbé recogemos este decálogo realizado por The Telegraph en el que desvelamos 10 ciudades del Viejo Continente a las que marcharse un fin de semana por 200 euros o menos. El precio incluye dos noches de habitación doble en un hotel de 3 estrellas, una tarjeta para visitar la ciudad y el coste de las comidas. 

Vilnius.

10 Vilna (Lituania) -- 159 euros

Vilna se erige como la gran ciudad europea más barata para viajar este otoño. Sólo pisarla, la ciudad sorprende al viajero, la mayoría de ocasiones sin grandes referencias. Su bello casco histórico y la nutrida historia de sus calles merecen una visita. Además, es impactante de ver los contrastes de su pasado comunista con la progresiva occidentalización de las últimas décadas.

Budapest.

9 Budapest (Hungría) -- 161 euros

La capital de Hungría ya es uno de los destinos de moda entre los más jóvenes. Ideal para un fin de semana, la Iglesia de Matías es el colofón ideal para un viaje de dos o tres días en el que tampoco deben faltar el Castillo de Buda, la Plaza de los Héroes, el Bastión de los Pescadores y la Basílica de San Esteban.

Praga.

8 Praga (República Checa) -- 172 euros

Durante el verano los precios pueden llegar a ser prohibitivos, pero con un poco de paciencia, Praga se convierte en un destino asequible. Las vistas desde el Puente Carlos te dejarán sin aliento. La Catedral de San Vito, su castillo y la sinagoga son puntos a los que ir antes de culminar el recorrido en el espectacular Reloj Astronómico medieval.

Varsovia.

7 Varsovia (Polonia) -- 176 euros

Los vestigios de la vieja muralla de Varsovia separan la Ciudad Nueva de la Ciudad Vieja. Para los amantes de la historia, todavía quedan restos del mayor gueto de Europa en el que los nazis confinaron a los habitantes judíos. La visita continua con la entrada al Museo de la Insurrección, que recuerda el levantamiento entre agosto y octubre de 1944 contra las tropas alemanas.

Atenas.

6 Atenas (Grecia) -- 182 euros

Visitar el Acrópolis sin hordas de turistas a tu alrededor ya es un motivo suficiente para viajar a Grecia este otoño. Los precios sólo deberían significar un empujón. El Partenón es simplemente el principio de un recorrido que te transportará a los orígenes de la civilización que hoy día conocemos.

Moscú.

5 Moscú (Rusia) -- 171 euros

La ciudad más mediática del listado. Los amantes y detractores de Moscú se amontonan en sus trincheras con argumentos convincentes sobre los motivos para ir (o no) a la capital rusa. Nosotros preferimos que conformes tu opinión visitando el Kremlin, la Plaza Roja y la icónica Catedral de San Basilio.

Riga.

4 Riga (Letonia) -- 191 euros

Riga es una ciudad para caminar. Carece de un símbolo ilustre, aunque sobre la ciudad se levanta con orgullo el Monumento a la Libertad. Para disfrutar de la capital letona es necesario perderse, descubrir callejones, caer en la Plaza del Ayuntamiento o recorrer el Parque Bastejkalns, que divide la urbe en dos partes.

Tallin.

3 Tallin (Estonia) -- 196 euros

La capital de Estonia empieza a posicionarse como uno de los destinos europeos del futuro. Escondida en los países bálticos, Tallin es una joya por descubrir. Callejear por la ciudad es volver a la Edad Media por momentos, con la Plaza del Ayuntamiento, las murallas y la Puerta Viru como lugares de peregrinación obligatoria.

Cracovia.

2 Cracovia (Polonia) -- 203 euros

Sobre la colina de Wawel se alza uno de los castillos más espectaculares que se pueden ver hoy en día en Europa. Alrededor del monte gira la vida en Cracovia y es motivo de multitud de cuentos y leyendas. Otros de sus atractivos son la Basílica de Santa María, la Plaza del Mercado y las minas de sal de Wieliczka (a pocos kilómetros de la ciudad). Hay que apresurarse, pues los precios suben con velocidad en la urbe y es probable que sea de sus últimas apariciones en la clasificación.

Lille

1 Lille (Francia) -- 210 euros

Dicen algunos que la Grand Place de Lille no tiene nada que envidiar a la de Bruselas. El punto de encuentro preferido de los habitantes de la ciudad es una muestra perfecta de la arquitectura que camina del siglo XVII al XX. Además, también son de visita obligada el Palacio de Bellas Artes, la Catedral y el Museo de Historia Natural.