<p>Las cinco mejores arrocerías de Madrid</p>

<p>Las cinco mejores arrocerías de Madrid</p>

Morena Morante

Madrid

13/02/2015 - 17:00h

En Madrid no es muy fácil disfrutar de un buen plato de arroz, incluso en los restaurantes especializados. Aún así, hemos aceptado el reto y hemos ido en busca de las cinco mejores arrocerías de la capital, ésas donde es imposible decir "el arroz que preparo en casa sale mejor".   

En Samm (C/ Carlos Caamaño, 3 – 913 45 30 74), casa fundada en septiembre de 1973 por Vicente y Carmen y ahora secundada por sus hijos Sergio y Vicente, los arroces están cocidos a la perfección y con su correspondiente socarrat. Entre sus imprescindibles, encontramos la paella valenciana con garrofón y el arroz de verduras (que hay que encargar en el momento de la reserva), el de bogavante (por encargo el día antes) o la paella del senyoret (señorito) con pescado y marisco. Sobre el entrante no hay dudas, su célebre ensaladilla rusa es la reina indiscutida de ese apartado de la carta. 

Arroces en Samm

En El Garbi (C/ Infanta Mercedes, 92 – 915 70 63 86) --nombre de un viento cálido del suroeste--  se elaboran una docena de arroces (secos, melosos y caldosos). Su estrella es el arroz a banda (con chipirón y gamba pelada). Entre otros grandes clásicos destacan la fideuá, el arroz de verduritas frescas o el del senyoret. De nueva incorporación es el de pato confitado con alcachofas. El cocinero, Vicent Alonso, ha sido reconocido en numerosos concursos internacionales de arroz con varios primeros premios, tanto individual como colectivamente. Él mismo recomienda pedir la ensalada de foie sobre teja de parmesano o las croquetas de jamón para ir abriendo boca.

Arroces en Que si quieres arroz CatalinaAl frente de los fogones de Que si quieres arroz Catalina (C/ Principal de Provincias, 9. Paseo de la Gastronomía, Casa de Campo - 914 64 77 77) está Rafa Morales, que trabajó durante 14 años con Ferran Adrià. Uno de los ineludibles de la carta es la paella valenciana, de pato, conejo, bachoqueta, garrofón, alcachofas y caracoles, con el arroz guisado en el caldo de pato (hay que encargarla, al menos, con tres horas de antelación). También podemos degustar el arroz  de verduras; con calamares, gambas arroceras y pulpitos; a banda; negro; la fideuá con pulpitos; el marinero o el de bogavante. Todos en su punto, buenísimos. Lo más sorprendente, el precio del menú Catalina: 29 euros (incluye una serie de entrantes fríos y calientes, un arroz a elegir de la carta, el postre y el café).  

Al Ventorrillo murciano (C/ Tres Peces, 20 – 915 28 83 09) hay que ir cargados de mucha paciencia, porque suele llenarse de incondicionales y las esperas pueden ser muy largas, ya que el sitio es muy pequeño. Ubicado en el barrio de Lavapiés, su local tiene mucho encanto. Su carta contempla 11 arroces, entre los que se encuentran el a banda, el negro, el de longaniza murciana, el de verduras, el de conejo y caracoles o el carabineros.

Arroces en Casa BenignaA escasos metros del Auditorio Nacional de Música, se sitúa Casa Benigna (C/ Benigno Soto, 9 - 91 413 33 56 / 91 416 93 57), un pequeño restaurante familiar que, de la mano de Norberto Jorge, se ha ido convirtiendo en todo un clásico para saborear arroz de calidad en Madrid. Su especialidad son los arroces secos a la valenciana cocinados y servidos en patella al centro de la mesa. Este utensilio del siglo XXI está hecho de cobre macizo, mejor conductor y más bonito de ver que el hierro. Además, la patella consigue una textura del grano firme, crujiente y perfectamente gelatinizado.

Y tú, ¿crees que como el arroz de tu casa no hay ninguno o estás de acuerdo con nuestro listado?