Torremolinos quiere ser San Francisco

A poster advertising the Wonder Beach festival.

Torremolinos quiere ser San Francisco

La ciudad andaluza se vuelve a posicionar como la meca del turismo gay en el sur de Europa con el festival internacional 'Wonder Beach'

EFE

MADRID

11/07/2016 - 16:12h

El municipio malagueño de Torremolinos, cuna del turismo gay en España, apuesta por volver a ser referente del segmento LGTB con una serie de actividades que buscan retomar el espíritu de libertad e igualdad que en el pasado atrajo a personajes como John Lennon y Frank Sinatra. Un ejemplo es la primera edición del festival internacional 'Wonder Beach', que termina el martes tras cuatro jornadas de actuaciones y fiestas temáticas en varios locales y discotecas del municipio, en cuyo Palacio de Congresos se sirve este lunes como plato fuerte el concierto del dúo Fangoria.

"Torremolinos siempre ha sido, es y será un referente para el público LGTB", ha asegurado el coordinador del festival, Pedro Serrano. También ha recordado que este municipio costero fue en los años 60 y 70 uno de los primeros lugares de España en tener clubes de ambiente y constituyó una "isla de libertad" para esta comunidad. El ciclo nace con vocación de continuidad y se enmarca en la campaña "Vuelven los guiris", que persigue promocionar Torremolinos y el propio evento entre los colectivos gays en Francia, Alemania e Inglaterra, pero también en Israel y Países Árabes.

La idea de los organizadores es que Torremolinos sea un paso obligado en el circuito gay como lo son, por ejemplo, Mikonos en Grecia o la discoteca Arena de Barcelona. También se pretende hermanar el festival con el Orgullo Gay de Madrid, de forma que la proximidad de las fechas de celebración promueva la llegada de visitantes desde la capital de España a la Costa del Sol.

España para los gays de los países árabes "es el paraíso", ya que en su tierra su condición supone penas de cárcel o de muerte

El empresario señala que España para los gays de los países árabes "es el paraíso", ya que en su tierra su condición supone penas de cárcel o de muerte, y desea "volver a situar a Torremolinos en el mapa, retomar el espíritu del pasado", y que sea un referente "en las agendas de los gays españoles y foráneos".

Aunque Torremolinos ha sido siempre un municipio de turismo gay, las escasas actividades, el descuido de la infraestructura de ambiente y ausencia de apoyo institucional al colectivo han hecho que no se le reconozca como tal, ha lamentado la concejala de Igualdad y Participación Ciudadana de la localidad, Aida Blanes. "Torremolinos fue en los años 60 y 70 un icono de modernidad que estuvo a la vanguardia en libertades y derechos de las personas", ha recordado.