Un amigo de Trump creará un macro complejo de ocio en Madrid

Representación del proyecto de Cordish cerca de Madrid.

Un amigo de Trump creará un macro complejo de ocio en Madrid

David Cordish invertirá más de 2.000 millones de euros en un centro de gastronomía y diversión cerca de Alcalá de Henares

¿Esta vez será realidad? Tras el frustrado emprendimiento de Eurovegas, un grupo inversor ha presentado un proyecto para crear un macro complejo de ocio, gastronomía y juego en Torres de Alameda, al este de Madrid, en el que se invertirán más 2.000 millones de euros, y que podría tener un impacto económico en la región de 4.000 millones de euros.

El impulsor es The Cordish Companies, un gigante de la promoción de centros de ocio y de convenciones presidido por David Cordish. Este empresario había sido demandado por Donald Trump por desacuerdos sobre el proyecto de un casino en Florida, pero por estas vueltas del mundo de los negocios, al final los dos magnates se hicieron amigos en la mediaciones judiciales. Y por supuesto, Cordish ha dado un entusiasta apoyo a la carrera electoral del presidente electo.

El proyecto, dicen sus representantes Abe Rosenthal (vicepresidente del grupo) y Joseph Weinberg (consejero delegado), tiene grandes diferencias con el fallido Eurovegas. El primer paso, la compra de los terrenos, ya ha sido dado: Cordish es dueño de 134 hectáreas de esta localidad cercana a Alcalá de Henares, y “sólo faltan los permisos de obra para comenzar a desarrollar la operación”. Cuando el gobierno de Cristina Cifuentes dé luz verde (y según los empresarios, ya ha visto el emprendimiento con buenos ojos), las primeras fases podrían terminar en 18 o 24 meses.

 

Cordish se diferencia del frustrado proyecto de Eurovegas

Los ejecutivos de Cordish puntualizaron que a diferencia de Sheldon Aldeson y su Eurovegas, ellos no solicitarán ningún cambio en las legislaciones comunitarias, y el área destinada a juegos de azar no superará el 10% de todo el complejo.

Live! Resorts Madrid, así se llamaría este mega emprendimiento, podría generar más de 56.000 puestos de trabajo. Tendrá un sector hotelero con 2.000 camas (que se podrían duplicar en un mediano plazo), un área destinada a diversas propuestas gastronómicas (desde cocina mediterránea hasta oriental o tex-mex), y un espacio destinado al ocio con casinos y juegos de azar, además de discotecas, boleta, un teatro “estilo Broadway”, un circo, salas amateurs y 16 cines, uno de ellos con tecnología IMAX.