El español, el viajero más problemático de Ámsterdam (sí, la droga influye)

Tres turistas en Ámsterdam.  | EFE

El español, el viajero más problemático de Ámsterdam (sí, la droga influye)

El Ministerio de Transporte holandés denuncia que la mayoría de las incidencias se producen en vuelos entre los Países Bajos y España

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

04/04/2017 - 17:18h

El combo de viaje, drogas y Ámsterdam es sinónimo de mala conducta en España. El Ministerio holandés de Transporte denuncia que los vuelos entre el país ibérico y Holanda suelen tener a los pasajeros más problemáticos a bordo, mientras que los sindicatos de pilotos piden establecer una "lista negra europea" con los viajeros que causen serios problemas en los vuelos.

Según un informe de la Inspección de Medio Ambiente y Transporte (ILT, en sus siglas en neerlandés), las autoridades aeroportuarias recibieron el pasado año un total de 985 notificaciones sobre "pasajeros molestos", frente a los 723 recibidos en 2015. La mayor parte de este "mal comportamiento", añade, se produce en los vuelos desde y hacia España, si bien el informe no detalla las nacionalidades de los pasajeros conflictivos.

La Inspección denuncia que estos incidentes suponen un "riesgo a la seguridad del vuelo, además de causar molestias a otros pasajeros y al personal". El informe muestra que muchas de las conductas indebidas incluyen el incumplimiento de las instrucciones del personal, lo que resulta en el uso de un lenguaje o un comportamiento agresivos.

La mayoría de los incidentes estuvieron relacionados con el exceso de alcohol, el uso de drogas o tabaco a bordo, añade la ILT. En 2016, al menos 14 de los incidentes tuvieron un impacto directo en el aire, lo que obligó a desviar el avión después del despegue hacia otro aeropuerto o a regresar al de origen.

La asociación neerlandesa de pilotos (VNV) y el sindicato mayoritario (FNV) demandan la creación de una "lista negra europea" de los pasajeros que causan serios problemas en los vuelos y dar permiso a las compañías para compartir esta información entre ellas. También quieren que el Aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam, controle la venta de alcohol a los jóvenes y ayude a prevenir su abuso en el aeropuerto.

Según la prensa holandesa, algunos de los incidentes tuvieron como protagonistas a jóvenes ebrios que orinaron en los pasillos de la cabina o que han tenido relaciones sexuales a bordo del avión.