¿Aprenderemos en el 2014?

¿Aprenderemos en el 2014?

Ramón Martínez Fraile

Barcelona

05/01/2014 - 16:38h

No sé si el 2014 será el 1984 orwelliano, pero lo que podemos afirmar es que no será en la industria turística el de las vacas gordas, sino que continuarán mermando las vacas de nuestra principal industria.

Digámoslo el primer día del año para que de esta manera no se nos acuse de portadores de malas noticias: el año 2013 será récord de turismo extranjero tanto por la cantidad como por los ingresos generados. Por tanto magnífica noticia.

Y 2013 será un mal año turístico para el conjunto de las Españas porque en las ocho zonas donde el impacto del turismo extranjero ha sido muy positivo, contrastan con el resto del territorio donde los resultados han sido muy negativos. O sea que la aportación al PIB habrá descendido y la creación de puestos de trabajo en la industria turística habrá sido nula. ¿Cómo es posible esta ecuación? Porque el turismo extranjero ha continuado creciendo tanto en número como en ingresos, pero la caída del turismo interior ha continuado decreciendo aunque de una manera más moderada que en 2012 y, por lo tanto, ha llovido sobre mojado.

El mapa publicado esta semana en 02b sobre el crecimiento y decrecimiento del turismo extranjero en España durante el año 2013 es muy significativo porque marca exactamente cuáles son los territorios que han incrementado la presencia y los ingresos de turistas extranjeros.

Y, además, relata cuales son las decisiones que han tomado algunos destinos, como por ejemplo Madrid, de cara a paliar la inexplicable caída de turismo que se ha producido. La decisión tomada por Madrid es la más errónea de las posibles de cara a paliar su fracaso como destino turístico a lo largo del 2013: dedicarse a invertir en mercados lejanos, con poca capacidad de atracción y con elevados costes de promoción.

Muchas veces se me ha criticado que explique siempre que la caída libre que sufrió el turismo en Barcelona en el bienio 1993-1994 la salvaron los madrileños en el año 1995. Algún amigo del sector siempre que me oye afirmar esto me dice que lo hago para fastidiar a mis amigos independentistas, pero él sabe que digo la verdad.

Y Madrid, en lugar de buscar sus “madrileños de turno” que pueden ser los catalanes, lo valencianos, los andaluces o los gallegos, por no señalar a los manchegos y a los leoneses (total: 25 millones de potenciales clientes), se dedican a los chinos, a los indios y a los estadounidenses.  
      
 
La Comunidad de Madrid se dedica a gastar en lugar de invertir 
 
Empezar así el año no es una buena noticia porque demuestra por enésima vez que el hombre es el único animal que tropieza siempre en la misma piedra. Y no solo una, sino dos, tres y cincuecientas como dicen en mi pueblo.

El análisis del mapa publicado por 02B tiene otra lectura que es necesario recordar: incluso en las comunidades autónomas que han recibido el maná del turismo extranjero a lo largo de 2013 el resultado global de la situación del Turismo es negativo. Esto incluye a Catalunya, donde se han producido mejores resultados tanto en cantidad como en ingresos, porque dicho resultado afecta a algunas zonas de estos territorios pero el resultado total ha sido negativo dada la caída del turismo interior.

Por lo tanto, los esfuerzos durante 2014 tienen que ser inversiones controladas sobre mercados próximos y concretos. Aumentar las inversiones promocionales en territorios cercanos y olvidarse de genéricos y lejanos.

¡Feliz 2014! Y, sobre todo, que acertemos en las inversiones y reduzcamos los gastos.