Camino del récord

Camino del récord

Raimon Martínez Fraile

26/09/2013 - 20:44h

Los resultados del turismo extranjero en los 8 primeros meses del año 2013 están siendo muy buenos y han sido reflejados adecuadamente en las páginas de economía de casi todos los medios de comunicación. Ahora debemos esperar a los datos de EGATUR (encuesta de gasto turístico) a finales de esta semana para saber si el crecimiento cuantitativo (número de turistas) se acaba de convertir en una magnifica noticia con el crecimiento cualitativo (ingresos por turista).

Sinceramente creo que será así y que el turismo demostrará que no es ninguna burbuja sino uno de los pilares más importantes de nuestra economía. Padecimos una crisis en el año 2009 cuando perdimos 5 millones de turistas extranjeros respecto al 2008 (58 millones vs 53 millones) pero aún así el turismo extranjero demostró su músculo económico al mantener casi los mismo ingresos en el 2009 que se tuvieron en el 2008 (descenso de un 0,2%).

El crecimiento del 4.5% en el número de turistas extranjeros en el acumulado de enero-agosto 2013 respecto al 2012 nos pone de camino de obtener el récord absoluto superando los 60 millones. Si el comportamiento del gasto continúa siendo el de los meses precedentes, también obtendremos unos resultados extraordinarios que servirían para mejorar nuestra balanza de pagos y nuestras exportaciones (porque el turismo es exportación) continuarán tirando de nuestra maltrecha economía.
     
 
Sólo seis comunidades autónomas han tenido un aumento de turistas extranjeros

Pero estas buenas noticias no deben alejarnos de la realidad porque en su conjunto el sector está endémico por causa de la demanda interior que, no es que esté estancada, sino que continua en caída libre. Al casi 30% de pérdida de turistas españoles en 2012 (165 millones vs 115 millones) le tenemos que añadir un descenso acumulado del 7% en 2013. Si miramos los resultados del crecimiento de turistas extranjeros veremos que solo seis comunidades autónomas han tenido un aumento mientras que el resto han perdido también turismo extranjero.

En el caso del turismo interior las pérdidas se reparten casi de manera proporcional en todo el conjunto de la oferta y, por lo tanto, solo esas seis CCAA ven paliado su descenso en el conjunto por el aumento de los turistas. Esto es así sobre todo en Barcelona y la costa de Catalunya y de Málaga, pero en el interior de estos mismos territorios los resultados son desastrosos. Si a ello, añadimos que la importancia de esta oferta interior no solamente es económica sino que sociológicamente tiene efectos de fijación de población en el territorio y de complementariedad de las rentas, llegaremos a la conclusión que, en lugar de dedicarle tanto tiempo a la consecución del récord de turistas extranjeros, deberíamos fijar más nuestra atención en demandar la implementación de políticas de desarrollo económico para poner freno a esa caída libre.

Parece ser que los Gobiernos no entienden que estamos volviendo al modelo de los años 60 y que cada vez nos estamos pareciendo más a nuestros competidores mediterráneos: crecimiento de la demanda exterior y desaparición del mercado interior. Así, no vamos hacia un récord, sino hacia un fracaso.

P.S. El articulo de esta semana tenía que ser El Turismo chino es un cuento chino (2). Lo dejamos para la próxima semana.