Dos buenas noticias

Dos buenas noticias

Ramón Martínez Fraile

Barcelona

27/12/2013 - 19:03h

Los datos del mes de noviembre confirman los buenos resultados que el turismo extranjero ha cosechado a lo largo del 2013. Y la situación aún puede mejorar más. La última Feria de Londres (WTM-2013) augura un aún muy buen 2014. Sólo Madrid aporta unos resultados negativos que son fruto sobre todo de la mala gestión de su promoción como destino turístico. Esperemos que en el 2014 despierten del letargo y se sumen al crecimiento del turismo extranjero. Como destino tienen todas las posibilidades, si invierten adecuadamente en su promoción y se olvidan de los enemigos externos y de promocionar lo que no es promocionable.
      
 
Desde fuera de Madrid nos parece imposible que no sean capaces de superar ese importante bache en el que se hallan sumidos
 
Desde fuera de Madrid nos parece imposible que no sean capaces de superar ese importante bache en el que se hallan sumidos. Pero la realidad es tozuda y demuestra que las cosas hay que hacerlas bien, si se quiere triunfar y para ello deben poner por delante lo importante (la promoción turística) y olvidarse de lo accesorio (la propaganda partidista). Esperemos que la buena noticia del resto de destinos preferidos por los turistas extranjeros en España sea un incentivo para salir del letargo y ayudar a tirar hacia adelante la economía de todos.

La segunda buena noticia es que, a pesar de determinadas campañas desarrolladas en los últimos años por determinados medios de comunicación contra los esfuerzos de la Costa Dorada por romper con la estacionalidad y conseguir crear un buen producto turístico para sus épocas de baja ocupación, los empresarios de esa zona turística han decidido continuar sus esfuerzos creando productos turístico para todo el año y les permitan mantener la actividad económica durante la mayor parte del calendario.

Si otras zonas de España, Madrid incluido, hiciesen ese esfuerzo y fuesen creativos en la búsqueda de nuevos productos turísticos que atrajesen a los turistas extranjeros los doce meses otro gallo cantaría. Y no sólo por el aumento de ingresos que podrían suponer con la consiguiente creación de puestos de trabajo, sino que también por el refuerzo a nuestra cohesión social y a mantener activas zonas del territorio que si no se verán conducidas hacia la desertización. La creación de nuevos productos quiere decir crear nuevas actividades que con criterio de sostenibilidad ofrezcan nuevas experiencias y creen las complementariedades necesarias para ofrecer los servicios que transforman a un atractivo natural y/o cultural en un producto que se puede vender en el mercado turístico.

Para que esto sea posible es necesario un colofón a las dos buenas noticias. Y ese es:

1- Invertir y no gastar, o sea evaluar las acciones promocionales en base a su rentabilidad y no en base a su notoriedad.

2- Analizar los mercados emisores más cercanos y con más potencialidad de gasto y no perderse en aventuras y ensoñaciones propias de los libros de Salgari.

3- Y ajustar los precios para encontrar una oferta calidad-precio que enamore al comprador y no buscar ni el precio barato que nunca da resultados, ni las superventas que nunca acaban de llegar.

 
Al finalizar un año siempre es posible soñar. Y este es mi sueño y mi deseo para el año 2014 en el que el Turismo continuará siendo, por suerte, la espina dorsal de nuestra economía y el eje fundamental de la recuperación de puestos de trabajo si hacemos los deberes.

Espero que el año 2014 y los Reyes Magos nos traigan este regalo al iniciarse el año. Y a todos ustedes, queridos lectores, buenas noches y buena suerte.