El ‘cuento chino’ de NH Hoteles

El ‘cuento chino’ de NH Hoteles

Juan Carlos Martínez

24/12/2011 - 11:20h

Juan Carlos Martínez
Prosigue el tira y afloja entre el holding chino HNA y la cadena NH Hoteles para la entrada del grupo oriental en el capital de la española con la suscripción de una ampliación del 20% del capital. Aunque la semana pasada el acuerdo se daba por roto al dudar HNA de que los 330 millones de euros que debía aportar resultaban excesivos ante la “volatilidad de los mercados”, y la propia NH admitía que había sido indemnizada con 15 millones de dólares estadounidenses, ahora parece que, al menos por parte de HNA, existe plena predisposición a retomar la operación.

Algo que ni se confirma ni se desmiente desde NH –presidida desde marzo por Mariano Pérez Claver, hombre fuerte de Caja Madrid, cuando sustituyó a Gabriele Burgio–, que, sin embargo, sí ha dejado caer que tras la ruptura se hallaba su no disposición a ampliar el plazo previsto para ejecutar la operación ni tampoco a reducir por segunda vez el importe de la oferta.

En este juego al gato y al ratón entre ambas entidades, a la intempestiva y anómala presentación de resultados realizada la noche del pasado martes por parte de NH, en hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), le siguieron unas declaraciones del consejero ejecutivo de HNA, Adam Tan, en el sentido de que las negociaciones siguen su curso y que, por su parte, estaban preparando una nueva oferta “más determinante”, vinculada a que NH cerrase el ejercicio 2011 con beneficios. Circunstancia prácticamente garantizada, pues a 30 de noviembre las ganancias netas sumaban ya 25,6 millones de euros frente a las 40,2 millones de números rojos de 2010.

Inicialmente, cuando se anunció en mayo pasado el principio de acuerdo para la incorporación del HNA como accionista estratégico de NH, la operación pasaba por la toma de una participación del 20% mediante la suscripción de una ampliación de capital, con exclusión del derecho de suscripción preferente, por 431,6 millones de euros, a un precio de 7 euros la acción, una prima significativa sobre los 5,23 euros que por entonces cotizaba.

A la vuelta del verano, a los chinos les entraron las dudas y presionaron a NH para modificar las condiciones “ante la caída generalizada del valor en las sociedades cotizadas, afectadas por un entorno económico mundial oscilante”. Así, en octubre, con la cotización en torno a los 3,2 euros la acción, se mantenía la operación pero los 7 euros iniciales se reducían a 5,35 euros, de forma que HNA cubriría el aumento del capital consistente en la emisión de 61,65 millones de acciones por un montante de 329,85 millones de euros. Un precio que contenía una prima del 64% respecto al último cierre de la jornada bursátil.

Al fallar, al menos inicialmente, el dinero de los chinos, NH se ha puesto las pilas para acelerar las negociaciones con los bancos acreedores de cara a refinanciar la deuda financiera. Se eleva a casi 988 millones de euros y en 2012 debe afrontar vencimientos por 571 millones, 198 ya en febrero.