Elige a tu compañero de asiento en el avión. ¿Publicidad o negocio?

Elige a tu compañero de asiento en el avión. ¿Publicidad o negocio?

EDU WILLIAM

17/12/2011 - 14:15h

Eduardo William
Me llama la atención el video que cuelga Mashable sobre KLM y cómo poder usar Facebook o LinkedIn para elegir compañeros de asiento a la hora de facturar.

¿Publicidad o negocio?

Si es publicidad, cuanto menos es creativa. Cuando la mayoría de las empresas siguen viendo a las redes sociales como simple escaparate de comunicación cada vez más vacío de contenidos, por el efecto inflación que el desconocimiento lleva a estar en ellas, es de destacar a aquellas empresas que ven un paso más allá en la utilización de las redes. Porque las redes conectan, no comunican. Son medio, no fin. La decisión de comunicación es la que estamos empleando, pero no es indudablemente, ni la única ni la más poderosa.

No hemos hecho sino empezar la era de la conexión, donde cada vez más las personas se encuentran a un click. Eso, que ya suena a “tópico”, lo estamos empleando como si de simplemente comunicarnos se tratara. Creo que no somos consciente del impacto que puede tener en los modelos de negocio. Todo va a cambiar. El efecto red crece poderosamente año tras año, potenciado con el impacto móvil, y los procesos de auto-segmentación y “customización en masa” serán los planteamientos necesarios para buscar fuentes de oportunidad y rentabilidad.

Pero el caso de KLM no me ha llamado la atención por su efecto promocional. Ni por su buen hacer en las redes sociales. Sino en cómo, poco a poco, las empresas empiezan a posicionarse y tímidamente probar estrategias de auto-segmentación que, una vez aceptados por los clientes, son fuentes indudables de ventaja competitiva.

¿Tiene valor de negocio la acción de KLM?


Mi lectura es que es una apuesta brillante. En un entorno donde los modelos de negocio de las aerolíneas buscan apoyarse en fuentes de ingreso alternativas para poder contrarrestar el coste del transporte y competir en precios ajustados -bien si es su posicionamiento natural, como si el mercado le lleva a una presión de bajo margen-, el poder conocer el perfil de tus pasajeros y, además, agruparlos por afinidades, parece ser un valor muy interesante para ventas cruzadas y publicidad segmentada de alta rentabilidad.

Poder seleccionar “amigos” o personas de perfil similar. Y conocerlos previamente, seguramente permite poder ofrecer -a través de una buena red de proveedores- productos específicos y de alto valor para el viaje, con una conversión que muchas empresas de distribución querría.

Y es ahí donde yo entiendo que existe un enorme potencial de desarrollo. No se si con la propuesta que comenta KLM, u otra, pero el hecho de conectar y conocer, es el principal combustible sostenible de los negocios.