Eurovegas, un sueño ‘(im)posible’

Eurovegas, un sueño ‘(im)posible’

Las Vegas Sands emite un informe que siembra dudas sobre el estado del proyecto

Juan Carlos Martínez

28/07/2013 - 17:43h

Sheldon Adelson. ARCHIVO
Las dudas que en las últimas semanas habían sobrevolado sobre el proyecto Eurovegas en Madrid se han incrementado todavía más. En menos de veinticuatro horas dos movimientos realizados sobre este asunto por Las Vegas Sands (LVS), el grupo presidido por Sheldon Adelson, lejos de despejar incertidumbres, lo que han hecho es acrecentarlas todavía más.

A la evidencia de que la operación no está ni mucho menos clara, como pudieron comprobar los inversores de todo el mundo cuando LVS remitía el pasado miércoles a la SEC --el supervisor de valores estadounidense-- un resumen de cómo están las cosas, dentro de la presentación de resultados correspondiente al primer semestre de 2013, le seguía una nota de prensa de la Comunidad de Madrid, el jueves, señalando que el grupo estadounidense acababa de registrar el proyecto bajo la denominación Un sueño posible, ofreciendo de nuevo, como hace cinco meses, las megalómanas cifras de lo que se haría en Alcorcón. Un hito, supuestamente muy importante, del que LVS no se ha hecho eco alguno en su site oficial.

Calendario

Según los cálculos que hizo en febrero el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, este verano se llevaría a cabo el concurso ad hoc para que Las Vegas Sands resultara adjudicataria del Centro Integrado de Desarrollo en base al que debería montarse Eurovegas, y antes de 2014 se pondría la primera piedra del proyecto.

Pues bien, en esa remisión de datos a la SEC --la entidad supervisora de EEUU, a imagen de la CNMV--, Las Vegas Sands comentaba, en relación a este proyecto, que “cualquier inversión estaría sujeta a la recepción de las aprobaciones gubernamentales y la finalización de un paquete de incentivos y subsidios que permitirían realizar las inversiones, así como al éxito en un proceso de licitación competitiva”.

Financiación

Y esto qué significa. Pues que Sheldon Adelson no ha debido conseguir la financiación de esos 5.000 millones iniciales que necesita para la primera fase. Y que, o el Estado español pone sobre la mesa esos incentivos o subsidios, o el proyecto, como ya dejara caer hace un par de meses un demoledor informe del Deutsche Bank remitido a sus clientes más selectos, tiene visos de no llevarse finalmente a cabo.

Es más, en esa comunicación a la SEC, la operación denota estar tan en cuestión, tan tierna, que se alude incluso a la determinación del sitio para llevar a cabo el desarrollo, dejando entrever que la localización del Ensanche Norte de Alcorcón, caso de que finalmente el proyecto se desarrollara, no sería la única opción contemplada. También se comenta la necesidad de afinar el proyecto, el alcance del tamaño de la primera fase del plan maestro, la evaluación completa de opciones de financiamiento y, finalmente, la adquisición de terrenos.

Ganar tiempo

O sea, que, casi un año después de que Adelson anunciara, a principios de septiembre de 2012, que se había elegido Madrid como el lugar para emplazar su gran megacasino en Europa, no hay casi nada decidido, dando la impresión que lo comunicado al supervisor estadounidense no deja de ser una larga cambiada más en busca, quizá, de ganar tiempo.
No se pueden entender de otra manera las alusiones a la necesidad de aportar esas subvenciones, que se unen a las iniciales dudas acerca de la evolución de la situación económica, tanto en España como en el resto de Europa, o a esas otras disquisiciones acerca del cambio de la legislación para poder fumar dentro de estos recintos.

Tras este comunicado, los letrados que trabajan para Adelson en Madrid reaccionaron de inmediato. Belén Garrigues Calderón, de TMF Spain, y dos abogados de Garrigues, Renata Mendaña y Jaime Bragado --cabezas visibles de Desarrollo de Suelo en Europa, filial de la holandesa Europa Land Development Intermediate BV, propiedad a su vez de Las Vegas Sands-- depositaron el proyecto Eurovegas en un registro de la Comunidad de Madrid. Una carta personal de Sheldon Adelson y dos tomos con el estudio de viabilidad económica, ambiental, técnica y organizativa.

Le toca ahora a la Comunidad de Madrid, antes del próximo 25 de agosto, comunicar su decisión acerca de tramitar o no tramitar el procedimiento previsto. Es de suponer que no van a encontrar impedimento alguno. Se convocaría a continuación el concurso contemplado por la ley para que el proyecto de Las Vegas Sands sea adjudicatario del Centro Integrado de Desarrollo. De hecho, todo este apoyo legal se hizo única y exclusivamente para este fin.