Grecia y el arquetipo del turismo

Grecia y el arquetipo del turismo

Vicente Romero

08/07/2015 - 13:26h

Vicente Romero

Atenas, Santorini, Zkynthos, Creta, Rodas, Corfu… Podría continuar nombrando lugares únicos en Grecia para pasar unos días, lugares con un encanto especial. Rincones que reúnen unas condiciones para pasar unas vacaciones que recordaríamos toda la vida.

Son lugares de postales, llenos de historia con una mezcla de arquitectura que sorprende al visitante. Sus aldeas encaladas deslumbran en cada rincón, y al turista le falta tiempo para explorar todo el país.

Su rica historia permite que los turistas tengan la agenda completa en la semana que duran sus vacaciones. Todo el que ha visitado Atenas conoce los barrios de Pláka y Psyrri, donde uno desconecta del mundo con el encanto de las terrazas y los patios llenos.

¿Y que decir de su gente? Amable, simpática y con un trato muy especial al turismo que visita su país.  ¡Son tan parecidos a nosotros! De hecho, son tan similares que como ustedes saben es un destino competidor con el nuestro. Pero,  ¿qué ha sucedido para que un país como éste llegue a la situación en que se encuentra?  ¿Sólo Grecia tiene la culpa de su situación?

Siento lo que le sucede al pueblo griego  y le deseo lo mejor. Lo cierto es que se me partió el alma cuando vi una foto publicada en El País y leí el articulo sobre el Sr. Giorgos Chatzifotiadi, jubilado que no pudo sacar 120€ para comer. ¿Le arreglaran la vida por la mala gestión de todos  los que han llevado a Grecia a esta situación? Es evidente que no. Se pueden hacer mil conjeturas, cada una de una forma distinta. Grecia; un país democrático y con anteriores gobiernos elegidos democráticamente. Ahora Syriza, juzguen ustedes mismos. ¿Dónde están las responsabilidades políticas en los países que sucede esto?

Entender la realidad es necesario para no perder la dignidad de un país ni la de las personas que lo levantan con su trabajo. No a los procesos partidistas sin escrúpulos que nos llevan a estas situaciones.

Es evidente que el trabajo hace grande a un país. Por consiguiente hagamos lo que sabemos hacer: seguir sacando la hostelería adelante. En  nuestro país tendremos una temporada de verano muy buena prácticamente por todas nuestras costas. Se crearan puestos de trabajo y podremos seguir luchando por salir adelante.  Tenemos buenas playas, buenos hoteles y gente con ganas de trabajar. La pregunta es: ¿Tomaremos nota de las desdichas ajenas para que no nos pase lo mismo?