La calidad de nuestro turismo

La calidad de nuestro turismo

Ramón Martínez Fraile

Barcelona

27/05/2014 - 18:39h

Los datos de la encuesta de Frontur cerrando el mes de abril de este año son excelentes. Confirman además las tendencias de los meses anteriores. Todos los destinos receptores crecen excepto Baleares como había sucedido en el primer trimestre. Será necesario analizar más profundamente esta caída pero lo adecuado será hacerlo con el conjunto de los nueve primeros meses del año y comparándolos con los del año 2013, que fue el año de la recuperación.
     
 
La Europa nórdica y central valora positivamente la calidad de nuestro medio ambiente 
 
Estos buenos datos solo llevan asociados la pequeña sombra del descenso en el gasto por turista y día que apareció en los dos primeros meses del año. Estamos a la espera del análisis de los datos de Egatur de este mes de abril. Hablemos de ello.

Lo que los datos de Frontur en estos cuatro primeros meses confirman es sobre todo la seguridad de nuestro producto. Seguridad ciudadana, pero también alimentaria, de nuestras infraestructuras, de nuestros productos y nuestros servicios sanitarios y finalmente de nuestra manera de vivir y nuestro marco de convivencia. A pesar de la crisis profunda y en medio de ella, continúa existiendo un nivel de convivencia más que aceptable.

Estamos iniciando la temporada alta de nuestro producto estrella el sol y playa (85%) y nuestros vecinos del centro y del norte en el momento de elegir sus vacaciones no tienen ninguna duda de que, si se trata de buscar trozos de felicidad, es aquí donde tienen que venir a pasar sus vacaciones. En primer lugar, como ya hemos dicho, por la seguridad pero en segundo lugar porque la relación calidad-precio que van a encontrar en nuestros productos desde el alojamiento y manutención, hasta el ocio y sus compras comerciales, será excelente. Estos continúan siendo nuestros valores. Pero hay uno muy importante, y muy valorado sobre todo en la Europa nórdica y central que es la calidad del medio ambiente.

Cada año en febrero/marzo determinada organización internacional prestigiosa y avalada por abundantes fondos privados y públicos muestra obteniendo una magnifica resonancia en nuestros medios generalistas de información sus estudios sobre la degradación medioambiental del litoral español.
     
 
La Universidad de Alcalá de Henares tiene un estudio que muestra que sólo el 12% de nuestro litoral está deteriorado. Y ese porcentaje va en retroceso 
 
Hace unos años, la Universidad de Alcalá de Henares propiciado y pagado por el Ministerio de Medio Ambiente publicó un exhaustivo estudio sobre los 8.000 km de nuestro litoral. La conclusión final fue que un 12% del mismo estaba deteriorado. Ese fue el titular del 95% de los comentarios que se publicaron sobre el mismo. Nadie tituló que si teníamos un 12% deteriorado, eso quería decir que el otro 88% debía cumplir los parámetros de calidad medioambiental establecidos. Desde entonces los estudios parciales y anuales que he citado anteriormente van haciendo notar el deterioro que sufre nuestro litoral llegando a afirmar que se trata de un 10% del mismo. Si eso es así quiere decir que el deterioro va decreciendo y no aumentando los lugares que incumplen las normativas medio ambientales.

A esta información sesgada que recibe un tratamiento exhaustivo hay que añadir la existencia de unas banderas de colores, sin ningún valor científico, que proliferan por nuestras costas según los honorarios que estén dispuestos a pagar los municipios. Anécdotas y picarescas aparte, nuestra oferta tiene esencialmente un nivel medioambiental reconocido y así nos lo demuestran quienes se fijan en estos tema antes de tomar su decisión vacacional, pero esto sucede más allá de los Pirineos.

Al sur de los Pirineos, ni nos fijamos, ni nos importa más allá que para auto flagelarnos: “España y yo, somos así Señora”.