Los datos del turismo

Los datos del turismo

Ramón Martínez Fraile

Barcelona

25/02/2014 - 12:03h

Las estadísticas oficiales de la UNTWO publican cada año los movimientos de turistas a nivel de todos los estados miembros. Y desde hace dos años esas estadísticas nos dicen que el primer emisor de turistas es China. En números absolutos la estadística es cierta pero la realidad está muy alejada. Por un parte más del 50% de los turistas que emite la República China tienen como mercado destino Hong Kong, Macao Y Taiwan. Es cierto que el último de los destinos citados es un estado independiente, pero Hong Kong y Macao son territorios del Estado chino y por lo tanto difícilmente se pueden contabilizar como turistas.
     
 
Nos dicen que el primer emisor de turistas es China pero la realidad está muy alejada de eso
 
Porque, si utilizamos el mismo sistema, el número de turistas que emite anualmente España no serían los escasos 15 millones que constan en las estadísticas, sino que deberíamos añadirles los 115 millones de viajes que ciudadanos españoles hacen en el propio mercado español. En épocas no muy lejanas el número de viajes en España estaba en 160 millones y por lo tanto si le sumábamos los 58 millones de extranjeros que nos visitaban nuestra cifra sería superior a los 200 millones. Por lo tanto, superando ampliamente a los 90 millones de chinos considerados turistas. Por ejemplo, en el 2008, a los 165 millones de españoles que viajaban en España, deberíamos añadirles los más de 20 millones que viajaron al extranjero.

Y, para hacer verdaderamente comparable las cifras, no deben ser computadas de manera genérica, sino teniendo en cuenta cual es el total de la población del país emisor. Porque los 15 millones de españoles que salen al exterior son casi un tercio de la población y los 48 millones de alemanes que viajan al exterior son el 50% de su población. Y, sobre los 500 millones de habitantes de la Unión Europea, si utilizamos el mismo criterio de los viajes exteriores y de los viajes interiores la cifra superaría el 120% de la población.

A mi entender, la medida correcta para establecer el ránking de los países emisores debería ser cuantos ciudadanos viajan al exterior de su propio país per cápita. Sobre los 1200 millones de chinos el porcentaje que suponen los 90 millones de chinos viajados, según las estadísticas, es escasamente un 7,5%.

El mismo sistema de cálculo debería establecerse en cuanto a los ingresos por turismo. España ocupa el segundo lugar en el ranking mundial en números absolutos por detrás de Estados Unidos. Una medalla de plata merecida pero inexacta por cuanto que esos ingresos se producen en un país de 48 millones de habitantes, mientras que los ingresos en Estados Unidos son sobre una población de 300 millones de habitantes.
     
 
El mito de que el turismo es un sector poco competitivo es uno de los muchos que deberíamos desterrar de nuestro sustrato cultura
 
De hecho, en el ránking real de ingresos por turismo --que para mí son los ingreso per cápita-- España continua ocupando el segundo lugar mundial, pero no por detrás de Estados Unidos, que queda muy por debajo de España, sino sólo por detrás de Austria que es quien tiene mayores ingresos por turismo per cápita. Y éste debería ser también el rasero por el que se midiese la competitividad de la industria turística a imagen y semejanza de lo que se hace con el resto de los sectores económicos, y añadírsele además los ingresos per cápita por el número de personas que trabajan en la industria turística para acabar de ajustar más los criterios de competitividad del sector turístico. También en este ránking, la posición de España está en el podio. Solo por detrás de Austria y Australia, aunque en este caso es bastante más difícil de calcular porque la fiabilidad de los datos de la OMT no permite establecer cálculos seguros.

El mito de que el turismo es un sector poco competitivo, no genera valor añadido y en su mayoría son puestos de trabajo poco cualificados es uno de los muchos que deberíamos desterrar de nuestro sustrato cultural. Y, si la actual crisis ha servido para diferenciar adecuadamente al turismo de la burbuja inmobiliaria (cierta), debería también ayudar a mejorar los análisis de economistas y periodistas para desterrar estos tres mitos de la industria turística.

La Guinda


Aunque hace meses que no dedico una guinda en mis artículos hoy me veo obligado a señalar el desafuero que supone la nueva campaña de promoción de Aragón en China que pone en marcha el Gobierno de la Presidenta Rudi. Si un 5% del gasto empleado en esa acción en China lo invirtiesen en Catalunya o en cualquier otra Comunidad Autónoma española obtendrían un retorno como mínimo del 500%. El retorno de la inversión en China será cero. Y eso es malgastar dinero público.