Los hoteles del mediterráneo, mejor unidos

Los hoteles del mediterráneo, mejor unidos

Anwar Zibaoui

17/12/2015 - 18:48h

Anwar Zibaoui

De los 7.200 millones de habitantes del planeta, 1.138 millones cruzaron en 2014 alguna frontera en sus viajes de placer. Una cifra récord. A pesar de las epidemias, guerras y otras crisis, el turismo sigue creciendo hasta alcanzar unos ingresos de 1.100 billones de euros si incluimos el transporte de pasajeros.

Cuatro países mediterráneos están en los principales destinos mundiales: Francia, España, Italia y Turquía. El Mediterráneo es la zona principal de turismo del mundo con cerca de 340 millones de turistas, el 40% de todas las llegadas de turistas internacionales y el 30% de los ingresos por turismo a nivel mundial. Además en este momento hay una previsión de 420 millones de turistas no residentes para el año 2020.

El turismo mediterráneo también representa el 13% de las exportaciones de los países mediterráneos, el 23% del sector de servicios y emplea a más de 5 millones de personas. Sin embargo, a pesar de estos números, el turismo sigue siendo heterogéneo y fragmentado.

El turismo es una locomotora para el crecimiento o la recuperación económica en el mediterráneo. Lidera la creación de empleo y cubre la necesidad de financiación externa en base a más afluencia exterior. Esta capacidad de arrastre de otros sectores es clara  ya que los beneficios colaterales de esta industria son multiplicadores.

Impacta en 70 sectores industriales y de servicio. Es la cuarta actividad por ingresos generados dentro del comercio internacional, sólo superada por la industria petrolera, química y por la automoción.

Seguramente un sector clave y complementario del turismo es el hotelero. La  región mediterránea tiene el 20% de la capacidad de alojamiento hotelero a nivel mundial. Los  24 países que conforman la zona mediterránea cuentan con 10.000 destinos, unos 100.000 hoteles y un millón de restaurantes.

En Barcelona, a finales de noviembre, se creó la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Mediterráneo (MHRA). Su lanzamiento se ha producido en el marco de la Semana Mediterránea de Líderes Económicos, que se ha celebrado entre el 25 y el 27. El objetivo principal será  defender los intereses del sector hotelero mediterráneo, ante las organizaciones internacionales y promover y dar a conocer la situación del sector.

Esta asociación pretende acerar el sector de ambas orillas y crear una marca común de promoción. Además las grandes diferencias entre el norte y el sur son una situación por resolver, junto a los problemas de estabilidad política, de creación de empleo, especialmente entre el colectivo de jóvenes, y de educación que sufre el sur del área mediterránea.

La nueva  asociación  quiere analizar con las autoridades  los impuestos que gravan al sector, la seguridad de los hoteles, la movilidad laboral, el desarrollo sostenible, la formación, la clasificación y estandarización para realizar sus propias certificaciones y la promoción de la dieta o la alimentación  Mediterránea.

Impulsar la cooperación para consolidar el liderazgo, ampliar la cuota de mercado turístico del Mediterráneo y extraer el máximo partido de esta capacidad será necesario para generar ingresos, crear puestos de trabajo, reducir la brecha.

El turismo en el mediterráneo siempre ha actuado como poderoso catalizador social y elemento de cambio. La región Mediterránea es la que más refleja a escala lo que representa el turismo y cuál es su impacto real en nuestras sociedades y en nuestro modo de vida, y es difícil entender la sociedad mediterránea actual sin la presencia del fenómeno turístico.

Enfrentarse a los retos y especialmente mejorar la capacidad de continuar atrayendo turistas, con el fin de afianzar la posición de liderazgo a nivel mundial, es lo que pretende la asociación de los hoteleros, y esto indica un camino para ganar la apuesta por promover la sociedad y el modo de vida de todo el mediterráneo común a nivel global.