Transhotel reduce capital en 2,4 millones a las puertas de un ERE

Transhotel reduce capital en 2,4 millones a las puertas de un ERE

La compañía de los hermanos De la Cruz quiere prescindir del 80% de la plantilla

Estefania Oliver

Barcelona

03/11/2014 - 21:44h

Anselmo De la Cruz, presidente de Transhotel.
El grupo Transhotel está en horas bajas. Ha presentado preconcurso de acreedores y ha anunciado la intención de deshacerse del 75% u 80% de la plantilla. Además, ahora, ha reducido capital en 2,4 millones de euros, tal y como aparece en el Registro Mercantil de Madrid.

El resultante final de la compañía es de apenas de 628.000 euros. Y aunque la empresa no especifica a qué se debe este movimiento financiero, una de las razones por las que, por lo general, se procede a esta operación es cuando una compañía se encuentra en una situación económica delicada. Es decir, para ajustar los fondos propios y los ratios financieros, equilibrando el balance --entre capital y patrimonio-- tras anotar pérdidas. 

Un ERE sin negociar todavía 

La dirección de Transhotel, con los hermanos De La Cruz a la cabeza, anunciaba recientemente a los empleados la necesidad de pasar la tijera, y mucho, por la plantilla fruto de los grandes problemas de liquidez que tenían y una deuda que podría superar los 30 millones de euros.

Sin embargo, según apuntan fuentes próximas a la compañía, todavía no se ha abierto el periodo de negociaciones entre sindicatos y dirección para fijar cuál es el verdadero excedente de plantilla y a cuántos trabajadores en concreto afectará el ERE.

Permisos retribuidos

Además, algunos trabajadores --Transhotel emplea a unos 600 empleados-- se han acogido a los permisos retribuidos que ha ofrecido la compañía hasta que se resuelva la situación con proveedores y clientes y se avance con el expediente laboral.

Los planes de futuro de Transhotel se fueron al traste cuando Hotusa dio marcha atrás a la compra de parte del negocio. Se había planteado adquirir el 60% de la compañía, sin embargo, el empresario Amancio López reculaba y con su decisión se esfumaba el sueño de ganar la liquidez que tanto ansiaba Transhotel.

Las nuevas intenciones de los hermanos De La Cruz pasarían, ahora, por seguir con la actividad, aunque con una estructura mucho más reducida a través de la supresión de algunas divisiones y el adelgazamiento de otras.