A Fomento se le echa el tiempo encima para privatizar Renfe

A Fomento se le echa el tiempo encima para privatizar Renfe

La ministra Ana Pastor fijó marzo como mes clave para iniciar la liberalización del transporte ferroviario

Gabriel Trindade

Barcelona

11/03/2015 - 22:34h

La ministra de Fomento, Ana Pastor

El calendario da poco margen de maniobra. El Gobierno de Mariano Rajoy debe mover ficha para la liberalización del sector ferroviario si es que realmente planea ejecutar la operación en esta legislatura. Marzo es clave. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha explicado una y otra vez que este mes se presentará la licitación del corredor de Levante.

Fuentes del sector no tienen claro que realmente el Gobierno cumpla su palabra. Un proceso de licitación bien hecho podría alargarse más de tres meses, por lo que el verano se echaría encima. Además, a la vuelta de vacaciones, España entra en precampaña electoral por lo es poco probable que Rajoy y los suyos saquen adelante el proyecto. 

Las referencias hasta ahora no son buenas. Pastor prometió al inicio de la legislatura la privatización de Renfe. El proceso avanzaba a buen ritmo hasta que quedó congelado a medio mandato. En los últimos meses, la maquinaria ha vuelto a funcionar aunque la ministra ha tenido que corregir la fecha de inicio de licitación y retrasarla varias veces.

Puede que, si la liberalización ferroviaria no ha empezado hasta ahora, no sea culpa únicamente de Fomento. Las empresas que han pedido licencia para operar como competidores de Renfe señalan al Ministerio de Hacienda. Según cuentan, Cristóbal Montoro y su equipo son reticentes a rebajar el cánon que Renfe y su futura competencia debe pagar a Adif por utilizar las vías y estaciones.

Este punto es crucial. La CEOE ha explicado en varios informes que, si no se produce un descenso, es imposible que esta licitación sea viable y, por extensión, atractiva para el sector privado. Fomento lo vería con buenos ojos, pero Hacienda se niega ya que considera que se descuadran las cuentas estatales.

La medida es imperiosa. Sólo hace falta repasar las cifras del año pasado. El sector ferroviario cerró el 2014 con un récord en el número de viajeros transportados en sus trenes de Alta Velocidad (AVE) y Larga distancia. Según los datos del Ministerio de Fomento, Renfe ha superado la barrera de los 29 millones de usuarios. No obstante los resultados económicos siguen siendo negativos. Renfe Operadora cerrará previsiblemente con unos números rojos de 200 millones de euros.