Adif castiga a Renfe y la arrastra a los números rojos

Adif castiga a Renfe y la arrastra a los números rojos

La operadora eleva sus pérdidas debido al canon que paga al gestor de infraestructuras

Redacción

Barcelona

08/06/2014 - 13:13h

Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre
Renfe Viajeros, la sociedad que aglutina el negocio del transporte de viajeros de la operadora pública desde su reestructuración, ha incrementado sus números rojos. A cierre de abril, se sitúan en 64,7 millones de euros, un 4% más que en abril del pasado año.

A pesar de este dato, Renfe acumula signos positivos en su balance de cuentas, tanto en lo relativo a la Alta Velocidad como a la Larga Distancia. El récord de pasajeros en Semana Santa y la bajada de precios acometida por la operadora en el arranque del año han impulsado su facturación, que se elevó un 7% en los primeros cuatro meses de 2014, hasta los 378 millones.

 
 
Los ingresos de Renfe Viajeros se elevaron un 7%, hasta los 378 millones
 
Si esta dinámica positiva no se nota en el balance final es debido al importante gasto de la división de Renfe, que se disparó en este periodo un 8,5%. Se gasta más de lo que se ingresa y la cuenta no cuadra. Buena parte de la culpa la tienen los cánones que la operadora debe abonar a Adif por el uso de la infraestructura ferroviaria.

Entre enero y abril se destinaron a este concepto 221,78 millones, un 26% más, que sumados a otros gastos, como los del Expediente de Regulación de Empleo que llevó a cabo la empresa pública en el arranque del año, elevaron los números rojos de la compañía.

Pese a todo hay que destacar que la mejora en ingresos del AVE y la Larga Distancia tiene un equivalente en los trenes de Cercanías y Media Distancia, considerados servicio público y, por tanto, perceptores de compensaciones estatales. Estos servicios generaron 233,9 millones de euros, un 1% más que en el mismo periodo de 2013