Adif eleva al Supremo la sentencia del bocadillo

Adif eleva al Supremo la sentencia del bocadillo

Empresa y sindicatos se enfrentan en los juzgados por las compensaciones económicas

Marta Sánchez

Barcelona

13/07/2014 - 20:58h

Operarios de Adif
El tiempo del bocadillo vuelve a ser motivo de conflicto entre Adif y los trabajadores. Los sindicatos creen que es insuficiente la compensación económica que reciben los empleados cada vez que, por motivos laborales, pierden sus 20 minutos de descanso. Pero la compañía ha elevado el caso al Tribunal Supremo tras presentar un recurso de casación contra la sentencia de la Audiencia Nacional que da la razón a UGT, CCOO, SCF y CGT.
 
 
Adif ha pagado 1,5 euros a los mandos intermedios y 1,3 euros al resto
 
Hasta ahora, Adif ha pagado 1,5 euros a los mandos intermedios y, aproximadamente, 1,3 euros al resto de trabajadores los días que no han disfrutado del break, según apuntan fuentes sindicales. Aunqe las cifras varían en función de nóminas, todas ellas se fijaron recientemente en las tablas salariales. Pero los trabajadores reclaman otra vara de medir.

Las organizaciones sindicales piden que las cuantías sean, como mínimo, proporcionales al valor de la hora ordinaria que se acordó en 2012. Esto quiere decir que, según cálculos de UGT, la compensación debería alcanzar los ocho euros para los mandos intermedios y de casi siete euros para el resto de empleados, en función de la nómina de cada trabajador.
 
 
Adif sostiene que es "el precio acordado en el convenio”
 
Por ahora, la justicia ha dado la razón a UGT y al resto de sindicatos. La sala de lo social condenó a Adif el pasado 1 de agosto a ingresar a los trabajadores afectados las cuantías calculadas según este acuerdo rubricado en la propia Audiencia Nacional.

Pero fuentes de la compañía pública defienden que ellos abonan “el precio acordado en el convenio”, y que el Supremo “habría juzgado este asunto dando la razón a Adif”, en base a sentencias anteriores. Habrá que esperar, al menos, un año para saber quién gana este pulso judicial.