Adif, indefensa ante los ataques contra el AVE

Adif, indefensa ante los ataques contra el AVE

Los expertos alertan de que es "carísimo" evitar sabotajes como el que ha 'tumbado' el servicio en Cataluña

Ignasi Jorro

Barcelona

08/10/2015 - 20:34h

El sabotaje ha consistido en el corte de cables de fibra óptica

Adif está casi indefensa ante nuevos sabotajes que puedan dejar inoperativa la red de alta velocidad española (AVE), como el que el jueves ha 'derribado' la línea Madrid-Barcelona-frontera francesa durante varias horas. Los expertos alertan de que blindar todos los tramos (3.000 kilómetros de longitud) sería "costosísimo" y, por lo tanto, inviable.

"El talud del AVE ya está separado del resto del terreno por una valla antivandálica. Si alguien intenta cortarla o cruzarla, se activa una alarma en las instalaciones de Adif", relata un experto en industria ferroviaria. 

Otra opción es proteger los cables de comunicaciones de la red, la fibra óptica que ha sido cortada en los dos sentidos de la marcha el jueves. "Un fallo en la comunicación se notifica automáticamente. Cualquier otro sistema que blindase cada tramo sería carísimo", abunda el profesional.

Robo de cobre 

Ante esta situación, ¿podría repetirse una caída del sistema ante un robo de cobre en la catenaria? "Estamos en lo mismo: es difícil blindar toda la red. Pero las sustracciones del material –que se paga muy bien- son mucho más frecuentes en las redes de Cercanías".

De hecho, algunos municipios, como el de Cádiz y el de León, ya protegen el sistema de cableado telefónico para evitar robos de cobre. La misma medida, ¿sería posible en el AVE? "Es complejo. Los robos en la red de AVE entrañan el riesgo de electrocución, y el acceso a la catenaria no es tan fácil". 

13.000 afectados y huelga cancelada

El sabotaje en la línea de AVE Madrid-Barcelona-frontera francesa ha interrumpido el servicio en Cataluña durante casi nueve horas. El corte de cables de fibra óptica en el punto kilómétrico 570 a la altura de La Granada ha obligado a suspender las conexiones por motivos de seguridad. 

El balance del suceso es de 13.000 pasajeros y 40 convoyes afectados. Desde las 16:00 horas de la tarde del jueves, el servicio ya opera con normalidad.

Tras el incidente, CC.OO y UGT han suspendido los paros parciales en Renfe y Adif convocados para el viernes. Los sindicatos, que piden una reposición de personal y paralizar la venta de la división de Mercancías, seguirán con el calendario de movilizaciones tras cesar las acciones el viernes "para no afectar a los pasajeros".