Aena bendice una subida de tasas del 2.000% a los empleados de aerolíneas

Aena bendice una subida de tasas del 2.000% a los empleados de aerolíneas

El gestor aeroportuario señala a las compañías, que son las que “deciden” cuánto pagan sus trabajadores por el billete

Redacción

Barcelona

05/07/2014 - 23:15h

El presidente de Aena, José Manuel Vargas
Hay polémica. Nació en la página web change.org donde un grupo de trabajadores recoge firmas para lanzar una petición a Aena: frenar el incremento de las tasas a los empleados de aerolíneas que se ha elevado, según denuncian, de 0,90 euros a 19 euros, es decir, un 2.000%.

Afecta principalmente a aquellos tripulantes de líneas aéreas conocidos como balseros --técnicos, azafatas, pilotos…-- que tienen sus domicilios lejos de su base de trabajo. En consecuencia, para regresar a sus casas utilizan la red de Aena.

Entre las facilidades que se ofrecía a estos empleados estaba la de adquirir un billete free o ID, de manera que pagaban un precio simbólico por el desplazamiento. Sin embargo, las tasas aeroportuarias aplicadas a estos billetes se han elevado desmesuradamente.

 
 
Los empleados pagan una media de 200 euros más al mes por sus billetes
 

El senador del PSOE por Canarias Domingo Francisco Fuentes Cubelo presentó por escrito una pregunta al gestor aeroportuario en la que advertía que los balseros pagaban una media de 200 euros mensuales más por sus billetes. Pidió al organismo que confirmara el incremento de tarifas del 2.000% y lo interrogó sobre si pensaba o no poner remedio a la situación y aplicar una reducción de tasas.

Aena ha respondido. De entrada, no confirma la subida de tasas, si bien, deja claro que no las reducirá en ningún modo.

Emplea dos argumentos. En primer lugar, se ampara en la normativa de Seguridad Aérea para advertir que los empleados de aerolíneas son igual que cualquier otro pasajero. Por tanto, “están sujetos a las tarifas aeroportuarias que le correspondan, en función del aeropuerto que utilicen y del destino de sus correspondientes vuelos”.

En este sentido, advierte que aplicar otro tipo de tarifa sería "discriminatorio" para el resto de clientes.

Por último, Aena recuerda que cobra sus tarifas a las compañías aéreas, no a los pasajeros. Por tanto, razona, “son éstas las que deciden qué cuantía de la tarifa aeroportuaria incluyen en el precio del billete, tanto de los pasajeros como de los que proporciona a sus empleados”.

[Lea aquí la respuesta completa de Aena ]