Aena dobla la apuesta por Brasil

Aena dobla la apuesta por Brasil

Lidera el consorcio con la ingeniería local Engevix para gestionar Galeano; también está en juego Bello Horizonte

El gestor aeroportuario español Aena ha fijado como próximo objetivo de su división internacional el mayor aeropuerto de Brasil. El gobierno de Dilma Rousseff adjudicará el próximo 22 de noviembre la gestión de Galeano, la principal puerta de acceso a Río de Janeiro. El lote incluye el aeródromo de Bello Horizonte, enclave turístico. La empresa pública que preside José Manuel Vargas ha formado consorcio con la ingeniería local Engevix, una de las más acreditadas del país.

El proceso será competitivo. La mayor oferta económica obtendrá la licitación para los próximos 25 años con opción a cinco más de prórroga y de 35 años en el caso del aeródromo menor. De ganar, Aena sumará 20 millones de pasajeros anuales a su red: 34.000 al día. Debutará en la gestión el año en que Brasil organiza el mundial de futbol. En 2016, Río de Janeiro será la sede de los Juegos Olímpicos. La secretaría de Aviación Civil estima que la inversión para modernizar las instalaciones en concurso oscilará los 2.500 millones de euros.
 
 
Brasil exige experiencia en la gestión de un mínimo de 35 millones de pasajeros al año
 
Aena se enfrentará con la primera división de los gestores aeroportuarios. Contra la empresa española competirán Aéroports de Paris (ADP), la alemana Fraport (administra Frankfurt-Main) y la singapurese Changi International Airport. La lista es tan selecta porque la administración brasileña exige una tarjeta de presentación que acredite experiencia en la gestión de un mínimo de 35 millones de pasajeros al año.

Galeano es el quinto aeródromo en importancia de América del Sur. Están presentes 20 aerolíneas globales que vuelan a 24 destinos internacionales. La operativa de hub se fragua con la conexión a 26 ciudades de Brasil. Las compañías se reparten en 38 puertas de embarque con acceso directo a la terminal (fingers) y 24 posiciones remotas, conectadas mediante autobuses (jardineras). Consta de dos terminales. La instalación tiene una antigüedad de 33 años. Requiere de obras de modernización. Por esta razón, con la cita olímpica en ciernes, Rousseff optó por cederlo en gestión a cambio de las mejoras.
 
 
Galeano es el quinto aeródromo en importancia de América del Sur
 
La apuesta por Galeano entronca con los planes de futuro de Aena. El ente público afronta su privatización, de hasta un 60%. El plan estratégico, en caso de que el Consejo de Ministros dé luz verde a la entrada de inversores, prevé la transformación del ente en una multinacional de la gestión aeroportuaria. De hecho, el grupo público es ya la mayor compañía de su especialidad en el mundo. La filial Aena Aeropuertos Internacional controla 12 instalaciones en México, seis en Estados Unidos, tres en Colombia, Bolivia y Reino Unido, y, finalmente, uno en Angola y Suecia.

La inversión en Brasil, de ganar la adjudicación, se produciría en un momento en el que, según varios analistas, entre ellos JP Morgan, el país debería conectar las alarmas en las empresas españolas con presencia a largo plazo. Javier Marín, el consejero delegado del Santander –el mayor banco europeo con presencia en la zona— admite que “tiene elementos coyunturales que arreglar”. Aunque confía en Rousseff. “Tiene capacidad para corregir deficiencias”.