Aena facilita el servicio para discapacitados 

Aena facilita el servicio para discapacitados 

El gestor aeroportuario incorpora la opción de solicitar el equipamiento necesario para personas con movilidad reducida a través de la aplicación móvil

Carles Huguet

Barcelona

01/04/2016 - 12:49h

Un operario de Aena con un pasajero en silla de ruedas.

Esta semana, los tabloides británicos recogieron en sus páginas la "humillación" sufrida por un pasajero con minusvalía en un vuelo entre Manchester y Málaga. Ryanair intentó que el usuario, que perdió ambas piernas por una sepsis, se "arrastrara" hasta el avión al no disponer del equipamiento necesario para transportarlo. Para evitar casos parecidos, Aena quiere facilitar todavía más el servicio para Personas con Movilidad Reducida.

Según ha podido saber 02B, el gestor aeroportuario incorporará en su aplicación móvil la posibilidad de solicitar el equipamiento necesario. Tras el aviso, la semipública avisará a las aerolíneas para que proporcionen el material adecuado para el embarque de los pasajeros.

Hasta ahora, las necesidades especiales se podían solicitar en los puntos de información que Aena habilitaba en cada uno de los aeropuertos que operaba, tanto fuera como dentro de las terminales. Adicionalmente, también se podía hacer a través de la página web o por teléfono, aunque recomendaban hacerlo con 24 horas de antelación.

También a través de aerolíneas y agencias

Con la creciente presencia del teléfono móvil en la reserva de viajes, el gestor facilita la solicitud para aquellos usuarios que ya reservan directamente desde el smartphone. La mayoría de avisos llegan, sin embargo, a través de la aerolínea y la agencia de viaje.

Los datos facilitados por la compañía reflejan que la red de Aena atendió en 2015 a 1.2160.000 personas con movilidad reducida. Las bases más requeridas fueron la de Barajas -con 306.000-, Barcelona –con 138.000- y Palma de Mallorca –con 136.000-.

La polémica de Ryanair en Manchester

Matthew Parkes, el pasajero de Ryanair, se negó a arrastrarse hasta el avión, por lo que los tripulantes de cabina lo tumbaron en una camilla para hacerlo subir. La aerolínea se defiende y asegura que ningún familiar ha puesto una reclamación contra ella. Mientras, el entorno del británico lamenta que había informado de la minusvalía al Aeropuerto de Manchester.