AENA fuerza a los controladores hasta el último minuto pero no evita la huelga

AENA fuerza a los controladores hasta el último minuto pero no evita la huelga

Enaire se niega a negociar las peticiones del sindicato mayoritario ni tampoco los servicios mínimos, que Fomento ha fijado en el 70% de los trabajadores

Pablo Jiménez

Barcelona

05/06/2015 - 21:08h

Pantalla de un aeropuerto español con diversos vuelos cancelados

Las negociaciones han durado hasta el último minuto. El comité de huelga de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y los representantes de Enaire, entidad responsable del tránsito aéreo, se han levantado de la mesa este mismo viernes sin un acuerdo. De esta forma, el próximo lunes día 8 los controladores realizarán el primero de los paros parciales convocados para la semana próxima. La protesta continuará los días 10, 12 y 14 con interrupciones en la actividad en los turnos de mañana (entre las 10.00 y las 12.00) y tarde (entre las 18.00 y las 20.00 horas).  

Uno de los puntos a tratar en las reuniones consistía en qué servicios mínimos se fijarían para los días de paro. Desde USCA aseguran que la posición de Enaire respecto a este tema no se ha movido un ápice durante todas las negociaciones. Los controladores habían propuesto un servicio del 20% de la plantilla programada, algo a lo que el ente público-privado se ha negado rotundamente. Finalmente, ante la falta de un acuerdo entre las partes implicadas, el Ministerio de Fomento ha establecido que el 70% de los controladores se mantengan en su puesto de trabajo durante los paros.

Antecedentes

La comunicación oficial a los trabajadores sobre estos servicios mínimos no se había hecho todavía en la mañana del viernes. Una situación "extremadamente rara", según fuentes del sector. Y que hace pensar que desde Enaire se tenía la esperanza de llegar a un acuerdo que evitase o minimizase los paros, tal y como explican las mismas fuentes.

Desde USCA acusan al organismo dependiente de AENA de "no proponer nada" durante las negociaciones y de "negarse en redondo" a tratar las reclamaciones de los controladores: retirar las sanciones abiertas a 61 profesionales de Barcelona y readmitir a Marco Antonio Enríquez, controlador de Santiago de Compostela despedido.

Ambos casos son consecuencia del cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010, después de que controladores de toda España abandonasen su puesto en protesta por la merma en sus condiciones laborales. Desde Enaire rechazan hacer declaraciones sobre las reuniones mantenidas en los últimos días.

¿Más paros?

El sindicato mayoritario del sector se muestra abierto a continuar con las negociaciones la próxima semana y evitar así alguna de las jornadas de paro. Sin embargo, tampoco descarta "alargar las medidas de acción sindical convocadas hasta la fecha", según el comunicado hecho público. Además, ha anunciado que "recurrirá los servicios mínimos decretados" al considerar que los fijados por Fomento "no respetan los derechos constitucionales de los trabajadores", lo que no evitará que éstos se respeten "escrupulosamente" durante los paros establecidos.

USCA también considera "incomprensible" que la compañía rechace retirar los cargos a los 61 controladores sancionados, a pesar de que 20 juzgados españoles (sólo están abiertas las causas de los tribunales de Madrid y Palma de Mallorca) hayan concluido que no existió responsabilidad penal por parte de estos.  

Asimismo, el sindicato recrimina a Enaire su negativa a readmitir a Antonio Enríquez, el profesional despedido en el centro de Santiago mediante un procedimiento "basado en hechos irreales", según dictaminó un auto judicial. Fuentes del sector desvinculadas de esta organización sindical, acusan a AENA de haber "retorcido" la ley para justificar ambas sanciones.