Aena para el 'fichaje' de controladores en pleno repunte del tráfico aéreo

Aena para el 'fichaje' de controladores en pleno repunte del tráfico aéreo

El gestor suspende una oferta para ampliar plantilla por vulnerar las leyes de la UE

Ignasi Jorro

Barcelona

14/05/2015 - 20:54h

Una controladora en un aeropuerto español

Aena se ha anotado fuertes subidas en bolsa desde que salió al parqué en febrero, pero ha mostrado algunas tensiones de personal. El gestor semipúblico ha suspendido una convocatoria pública para contratar a 45 controladores tras cerciorarse de que vulnera la normativa de la UE. El gazapo se produce en pleno repunte del tráfico aéreo en España.

La red de aeropuertos de Aena contó 195,96 millones de pasajeros en 2014, un 4,51% más que el ejercicio anterior. La cifra es superior a la de 2006, cuando Aena amplió la plantilla por última vez.

"Estamos desbordados de trabajo. Hay una carencia de personal, y este año se jubilarán unos 60 profesionales. Si el concurso se para, ¿cómo cubriremos esos puestos", ha denunciado Tomás Virseda, del sindicato de controladores Spica.

Sin impacto

Por su parte, la matriz de Aena rechaza que la marcha atrás tenga impacto alguno. "Es una convocatoria de empleo que se volverá a publicar más adelante. En ningún caso menoscabará la imagen o el servicio de Enaire", ha insistido un portavoz a 02B.

Otras fuentes del sector aéreo insisten en lo justo de la plantilla. "La última vez que se abrió un concurso fue en 2006. Formar y habilitar un controlador cuesta dos años. Si paran el proceso, es imposible decir cuándo llegarán los nuevos empleados", aseguran las mismas voces.

Nuevo convenio

Al parecer, las tensiones en Enaire –matriz de Aena—se resolverán haciendo que los controladores trabajen más. "Con el nuevo convenio, se quieren aumentar las horas anuales de trabajo. Un controlador español pasará más tiempo ante la pantalla que en el resto de Europa", abundan.

El acuerdo sustituirá al laudo arbitral de 2011. El acuerdo aumentó las jornadas laborales a 1.595 horas anuales y redujo los sueldos de los custodios aéreos tras una huelga que paralizó los cielos españoles.