Aena premia a Soros pero deja en evidencia a los March

Aena premia a Soros pero deja en evidencia a los March

El gestor aeroportuario cumple seis meses en bolsa con un repunte del 70%; los accionistas presentes tienen importantes plusvalías a tiro, pero los que se apearon de la OPV ven como se ha esfumado una gran oportunidad.

Ismael García Villarejo

Madrid

11/08/2015 - 21:27h

El presidente de Aena, José Manuel Vargas, en la Bolsa de Madrid. EP/Archivo

Aena ha descrito un recorrido alcista en seis meses que le ha llevado desde los 58 euros fijados para su salto al parqué hasta los 104 con los que cerró la sesión de este martes. El gestor de la mayor parte de los aeropuertos y de dos helipuertos españoles debutó en bolsa el pasado 11 de febrero, cuando valía 8.700 millones. Entró en el Ibex el 22 de junio.

Tras los primeros seis meses, que se han caracterizado por una fuerte volatilidad en los mercados, la compañía vale 15.652 millones.

Las acciones rompieron la cota psicológica de los 100 euros el pasado 15 de julio, si bien no volvieron a marcar este precio hasta finales de mes. A partir del 27 de julio, Aena consolidó el valor por encima de los 100 euros. El precio máximo alcanzado se encuentra en los 104,7 euros, que marcó el 4 de agosto.

Pero el potencial del gestor parece no haberse agotado. El departamento de estrategia de inversión de Bankinter mantiene a Aena la recomendación de comprar ante la reducción de la incertidumbre sobre las sanciones de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) y las buenas perspectivas para los datos de tráfico aéreo del verano.

Ojo crítico para las inversiones

El repunte bursátil alcanza el 70% y, como en todas las grandes operaciones financieras, se puede identificar a los grandes vencedores... y a los perdedores. George Soros ha generado unas plusvalías latentes de prácticamente 70 milllones. Adquirió 100 millones de euros al precio inicial de 58 euros. El fondo TCI amasa el mismo porcentaje de posibles ganancias: controla el 6,5% del capital.

A toro pasado, queda en evidencia el ojo clínico de la familia March, que se apeó de la OPV porque consideró que los 58 euros construían un precio excesivamente caro y que, por tanto, carecía de "recorrido alcista". ¿Por qué se equivocaron?

Los analistas tienen su teoría. Además de que el Santander está detrás del impulso inicial del 20%, en los últimos seis meses el viento ha soplado a favor del gestor.

"Todo le va de cara. Va de récord en récord, ha dado la vuelta a su cuenta de resultados y es un monopolio del sector aéreo en un país donde el turismo tiene gran peso. Está en su mejor momento", indican los especialistas de XTB. Pero la prudencia llama a la puerta.

Aena, que vive entre algodones, dificilmente encontrará otro contexto tan favorable. El próximo semestre podría ser más modesto, desde un punto de vista bursátil.