Aer Lingus cobra 214 € extras por una niña que cumplió dos años entre la ida y la vuelta

Aer Lingus cobra 214 € extras por una niña que cumplió dos años entre la ida y la vuelta

La aerolínea irlandesa sólo carga 20 euros por bebés de hasta 23 meses si viajan en el regazo de sus padres

Redacción

Barcelona

24/03/2015 - 11:47h

Aviones de Aer Lingus, en Dublín.

Aer Lingus cobró 214 euros extra a una familia alemana por el pasaje de su hija, que había cumplido dos años entre la fecha del viaje de ida y el de vuelta. La aerolínea irlandesa ha tenido que pedir disculpas, pero no devuelve el dinero.

Aer Lingus, que siempre ha destacado su servicio de atención al cliente para diferenciarse de la también irlandesa Ryanair, permite a padres o adultos que viajen con menores de dos años acomodarles en su regazo, un servicio por el que cobra 20 euros por cada vuelo.

No obstante, cuando el pasado fin de semana la familia Quinn se presentó en el puesto de facturación en el aeropuerto de Dublín el empleado de la aerolínea le pidió 214 euros.

El cumpleaños de la niña

La niña, indicó el trabajador, había cumplido dos años dos días antes y, por tanto, tenía que pagar la tarifa de un asiento individual.

Mark Quinn, su esposa y sus hijos regresaban a Fráncfort después de pasar dos semanas en Irlanda, viaje para el que habían reservado dos plazas infantiles para la pequeña de la casa, quien tenía todavía un año al abandonar Alemania.

No se enteró del aviso

El padre ha asegurado que, como es obligatorio, incluyó la fecha de nacimiento de su hija cuando compró los billetes y que no recibió advertencia alguna del sistema de reservas respecto a la necesidad de adquirir un asiento adulto en el vuelo de vuelta.

Aer Lingus ha confirmado que el sistema de reservas no alerta sobre esa circunstancia, pero afirma que la sección de "términos y condiciones" lo explica con una claridad meridiana, según publica el Irish Examiner.

Reserva de asiento

"Si un bebé cumple dos años después del vuelo de ida, pero antes del de vuelta, se debe reservar un asiento para el niño. Pedimos disculpas al cliente en cuestión por las molestias causadas en este caso", declaró un portavoz de la compañía.

A pesar de la disculpa, la aerolínea no ha devuelto el dinero a Quinn, quien reconoce que los "términos y condiciones" sí abordan esta cuestión, aunque sostiene que la web no "ayuda al cliente"