Aerolíneas Argentinas puede costarle la cárcel a Díaz-Ferrán por un delito contra Hacienda

Aerolíneas Argentinas puede costarle la cárcel a Díaz-Ferrán por un delito contra Hacienda

La fiscalía de la Audiencia Nacional le imputa un delito de impago de impuestos tras la compra de la compañía al Estado. Solicita dos años y cuatro meses de prisión y una multa de 99 millones

Redacción

08/03/2012 - 10:52h

El ex presidente de Marsans, Díaz-Ferrán en la Audiencia Nacional
La Audiencia Nacional ha pedido la cárcel y una multa de 99 millones de euros para Gerardo Díaz-Ferrán, ex patrono de la CEOE y antiguo propietario de Marsans, y a su socio, Gonzalo Pascual, por un presunto delito contra Hacienda tras adquirir Aerolíneas Argentinas a precio de saldo, un dólar, hace 10 años. Según la fiscalía, Díaz-Ferrán no pagó el impuesto de sociedades de 2002.

La pesadilla en que se convirtió Aerolíneas Argentinas para los dueños de Air Comet y de Marsans tras su compra en 2002, no terminó con el tortuoso proceso de estatalización impulsado por el  Gobierno argentino. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ve ahora indicios de delito en la operación de compra de la compañía aérea a la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) y solicita de dos años y cuatro meses de cárcel.

El fiscal Miguel Ángel Carballo también implica al ex consejero delegado de Air Comet y ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Antonio Mata, que se enfrenta a la misma petición de prisión. Además, el fiscal pide que todos ellos paguen un multa conjunta de 99,04 millones de euros por impago del Impuesto de Sociedades de 2002. La Justicia abrirá ahora juicio oral contra ellos.

La Fiscalía responsabiliza a las tres empresas que intervinieron en la adquisición y a quienes considera responsables civiles del delito fiscal. Se trata de Air Comet y Segetur, cuya representación corría a cargo de Mata, además de Transportes de Cercanías, representada por Díaz Ferrán, y Autobuses Urbanos del Sur (Busursa), a cargo de Pascual.

Compra por un dólar

En el 2000 la, Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) se hizo con el 99,2% de las acciones de la sociedad propietaria de Aerolíneas Argentinas y de Austral (Interinvest), entonces con enormes pérdidas tras un tampoco floreciente paso de Iberia por la antigua aerolínea de bandera de Argentina. El 2 de noviembre de 2001, la SEPI vendió sus acciones en Interinvest a Air Comet por el precio simbólico de un dólar estadounidense.

El ex presidente de la patronal española y su socio Pascual ya declararon esta semana ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, por la apropiación indebida de 4,4 millones de euros de las reservas de viajes de los clientes de grupo Marsans.