Aerolíneas del Golfo, (casi) siempre tarde

Aerolíneas del Golfo, (casi) siempre tarde

Flightstats saca los colores a Emirates, Etihad y Qatar Airways por sus bajos índices de puntualidad

Ismael García Villarejo

Barcelona

01/04/2015 - 00:00h

Qatar Airways y Emirates en el aeropuerto de BCN-El Prat.

Suites de lujo, salas vip envidiables, patrocinios millonarios de clubes de fútbol... Las aerolíneas del Golfo lo tienen todo menos la puntualidad. Etihad, que acaba de estrenar servicio entre Madrid y Abu Dabi, Emirates y Qatar Airways son las tres grandes compañías con peores índices de puntualidad, según Flightstats.

El rendimiento en este campo, vital para el pasajero de negocios, se queda por debajo del 80%. Las más comprometidas con el reloj, como Iberia --seleccionada la más puntual varios meses de 2014--, Austrian y la escandinava SAS, logran que un 90% de los vuelos lleguen a su hora.

"Cuando nos fijamos en las aerolíneas del Golfo, vemos que disponen de un nivel de servicio a bordo muy alto, merecedor de varios premios". "Sin embargo, tienen unos pésimos registros de puntualidad", explica el vicepresidente de desarrollo de Flightstats, Jim Hetzel. La aclaración de por qué están tan abajo en los ranking tiene que ver, precisamente, con los servicios que prestan.

¿Comodidad o puntualidad?

En un vuelo de largo radio, el pasajero es más tolerante con los retrasos, según los estudios; pero valora con mayor intensidad la comodidad y los servicios que la aerolínea ofrece durante el trayecto. En este último campo es donde los transportistas árabes invierten buena parte de sus recursos. "Cuando viajas entre continentes, la puntualidad es una prioridad menor en términos de servicio; pero si vuelas entre Nueva York y Chicago lo que quieres es, justamente, llegar a la hora prevista".

Flightstats considera que un avión está retrasado si se aparta 15 minutos del programa. Bajo estos criterios, hay aerolíneas de largo radio que logran cuadrar el círculo. Es decir, despegar y aterrizar cuándo está previsto, y ofrecer servicios de calidad a bordo. Iberia es el paradigma, con una de las mejores clases business del mundo (según los ranking de 02B y Skift) y una puntualidad en enero del 89,7%.

A la española sólo la supera Austrian Airlines con el 90%, aunque la filial de Lufthansa ofrece un producto de largo radio irregular. KLM, SAS y Japan Airlines se unen al grupo de competidores con mejores registros que las compañías del Golfo. Todas ellas --KLM y SAS también ha remozado su primera clase-- invierten en servicio y en garantizar el cumplimiento de los programas de vuelo. La franquicia nipona estrena flota de aviones con una de las mejores clases turista del mercado.

Aeropuertos, motivo de retraso

El poco apego que las compañías del Golfo tienen al reloj y el cariño que muestran hacia, por ejemplo, una buena bodega repercute en otro elemento esencial de la operativa: la conectividad. En el caso de Emirates, sólo el 10% de los viajeros tiene como destino final su aeropuerto principal de Dubái. Prácticamente tres de cada diez aparatos llega tarde y ello puede suponer que cada hora hasta 800 personas estén en riesgo de perder sus enlaces.

Los expertos en aviación tienen otra explicación a los retrasos, más allá de la actitud de las compañías. Los aeropuertos de la región tienen aún trecho por avanzar para alcanzar en eficiencia a los hub europeos más exitosos. Controles de seguridad, gestión de equipaje, control de tráfico... Cualquier pieza del engranaje es escencial para que un vuelo salga cuando toca.