Las aerolíneas europeas engordan sus bolsillos con los ingresos extras

Ryanair es una de las tres aerolíneas que más facturan con los ingresos extras en Europa.

Las aerolíneas europeas engordan sus bolsillos con los ingresos extras

Las compañías aéreas de Europa facturan casi 20.000 millones de euros con servicios adicionales de equipaje, comida a bordo y selección de asiento

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/02/2019 - 16:58h

Los ingresos extras representan un negocio que crece cada año. Durante el 2018 las 175 principales aerolíneas del mundo facturaron más de 57.100 millones de euros por cobrar por una maleta extra, elegir asiento o comprar un café a bordo.

Este volumen creció el 128% en los últimos cinco años, precisa un informe de la consultora Idea Works Company y la plataforma Car Trawler. Y de ese pastel, el mayor trozo se queda en Europa: las aerolíneas de la región se embolsaron casi 20.000 millones de euros, el 34,7% del total.

[¿Cuánto ganan las aerolíneas con los gastos extras?]

Cerca de uno de cada diez euros que facturan las aerolíneas de Europa corresponden a los ingresos extras, porcentaje que aumenta hasta el 28% en el caso de Ryanair o del 34% en el de Volotea.

Las grandes, las que más facturan

Además de la citada Ryanair, las otras dos compañías que más ingresos reciben por estos conceptos extras son Easyjet y Lufthansa, mientras que en EEUU son las ‘tres grandes’: United, American y Delta.

En Europa Ryanair, Easyet y Lufthansa son las aerolíneas que más facturan gracias a los ingresos extras

En Oriente Medio las aerolíneas de bajo coste tienen una presencia pequeña, pero los ingresos extras representa un volumen cada vez más cuantioso para las aerolíneas del Golfo: Emirates, Qatar y Etihad.

Crecimiento explosivo en Asia

Lo que es impactante, indica el informe, es el crecimiento de las aerolíneas low cost en Asia que superaron los 1.000 millones de euros de facturación: Air Asia, Air Asia X, Cebu Pacific Air, Indi Go Airlines, Jetstar, Scoot, Spice Jet, Spring Airlines y Vietjet Air.

El buen negocio de la tarifa económica básica

La irrupción de las aerolíneas tradicionales en estos listados obedece a la implementación de la tarifa económica básica, donde los pasajeros tienen que pagar por servicios que antes estaban incluidos, como la asignación de asientos o facturar el equipaje.

Las grandes aerolíneas implementaron la tarifa económica básica, donde los pasajeros pagan por servicios que antes estaban incluidos

Para algunas asociaciones de consumidores esta es una estrategia de las compañías para aumentar sus ingresos, pero estas argumentan que de esa manera los pasajeros pueden conseguir ahorros que antes eran imposibles, incluso en viajes transoceánicos.

[La venta de actividades despierta el apetito de Ryanair]

Norwegian, Eurowings y Wow Air han puesto patas arriba los precios habituales en el Atlántico norte. Dentro de Europa, compañías como Easyjet, Ryanair, Volotea, Vueling y Wizz continúan movilizando al consumidor europeo con los ahorros a la carta”, precisan las consultoras.

Red de contención

El peso de los ingresos extras también funciona como una red de contención, sobre todo entre las low cost, para evitar problemas financieros por la volatilidad en el precio del combustible, lo que seguramente incrementará la estrategia de las aerolíneas (tanto tradicionales como de bajo coste) de buscar nuevas fuentes de ingreso para diversificar su modelo de negocio.