El A350 de Virgin Atlantic reinventa el placer de volar en business

Los A350-1000 de Virgin Atlantic cuentan con un salón lounge con pantalla de 32 pulgadas.

El A350 de Virgin Atlantic reinventa el placer de volar en business

La upper class de Virgin Atlantic cuenta con un salón con TV de 32 pulgadas, asientos más grandes y ofrece pijamas personalizados

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

08/04/2019 - 18:50h

Virgin Atlantic se suma a las compañías que presentan una categoría business tan exclusiva que casi eclipsa a la primera clase de muchas aerolíneas. La upper class de los nuevos A350-1000 cuenta con detalles de lujo como un confortable salón lounge, asientos de mayor tamaño y amenities personalizadas.

Virgin ha invertido casi 3.500 millones de euros en adquirir 12 A350-1000, cuyas primeras unidades llegarán este verano.

[Para leer más: Cómo hizo Virgin Atlantic para romper el récord de velocidad]

Los cambios presentados preceden a los anunciados por British Airways, que llevan a que el corredor del Atlántico Norte sea el escaparate de las comodidades en la clase business.

Al entrar en los nuevos A350-1000 los pasajeros de las clases superiores se encuentran con un elegante salón lounge donde pueden sentarse ocho personas

Esta estrategia se contrapone a la de otras compañías que prefieren apostar por tarifas de bajo coste y servicios básicos en las rutas transatlánticas para hacer frente a la fuerte competencia de las low cost, un modelo de negocio que ya dejó varias aerolíneas caídas en el camino.

Bienvenidos al salón

Una de las primeras impresiones que tienen los pasajeros, ni bien se suben al A350, es encontrarse con un salón lounge llamado El Loft.

A350 1000 virgin atlantic
Virgin Atlantic compró 12 A350-1000 para las rutas por el Atlántico Norte.

Se trata de un espacio reservado para la clase superior, donde ocho personas pueden ir cómodamente sentadas en asientos bajos. Estos cuentan con cinturones de seguridad, por lo que los ocupantes no tendrán necesidad de volver a sus lugares en caso de turbulencias.

[Para leer más: La nueva business de British se viste de primera clase]

También hay un pequeño espacio donde dos pasajeros pueden sentarse y trabajar con sus ordenadores. Además de bebidas en el lugar se sirven comidas, por lo que también se reconvierte en una especie de elegante bar.

Esta sensación se refuerza con la presencia de una pantalla de 32 pulgadas donde se pueden ver películas o eventos deportivos. Para no molestar al resto de los pasajeros los que quieran esta opción televisiva pueden escucharla por auriculares con Bluetooth.

Un ambiente cálido

La upper class consiste en 44 plazas dispuestas en una distribución en forma de espiga de 1-2-1, con lo que todas tienen salida al pasillo.

Los interioristas de Virgin han recurrido a los colores blanco, coral-rosado y a tonos oscuros para el tapizado de cuero para decorar el ambiente, lo que le otorga calidez y sensación de amplitud.

Los pasajeros de la upper class pueden encargar pijamas personalizados para usarlos durante el vuelo

Cada asiento tiene 50,8 centímetros de ancho, más que los actuales, y se gira para convertirse en una cama de 2,08 metros, lo que destierra la idea de los asientos que se inclinan en 90 grados para lograr una mejor comodidad.

Las plazas cuentan con una pequeña puerta divisoria para otorgar una mayor cuota de privacidad, pero a diferencia de otros diseños, el lugar no queda cerrado como si fuera una suite.

Mejoras tecnológicas

Entre las comodidades se cuentan una pantalla de TV de 18,5 pulgadas, luces que se pueden configurar en varias intensidades –una importante mejora para los pasajeros que quieren leer-, un colchón y la almohada que son las más gruesas entre las aerolíneas del momento y una generosa variedad de amenities de aseo personal.

El detalle chic: los pijamas que se pueden personalizar si el viajero lo solicita con anticipación.

Mejoras en la económica premium

Virgin Atlantic fue la aerolínea pionera en lanzar la clase económica premium en 1992 –se la conocía como mid class-, y con la llegada de los A350-1000 también renueva profundamente esta categoría.

En estos aviones habrá 56 asientos de cuero de esta clase, en una configuración de 2-4-2, con asientos más grandes y pantallas de 13,3 pulgadas que se pueden controlar por medio de una aplicación instalada en el móvil (y así los pasajeros de adelante agradecen que no necesario soportar a los ansiosos que cambian las opciones con toda la fuerza de sus dedos).

En tanto la clase económica cuenta con 235 plazas en una organización de 3-3-3, tapizadas en cuero, con un espacio entre filas de 86,3 centímetros, 7,6 más que British Airways.

Todos los asientos de las tres plazas cuentan con conectores USB y de corriente eléctrica, y los menús a bordo se encuentran bajo un intenso proceso de cambios, asegura la compañía.