Los A380 serán el último bastión de la primera clase en Emirates

La primera clase sobrevivirá en los A380 y los B777 de Emirates, pero no se incorporará a los nuevos aviones. Foto: Emirates.

Los A380 serán el último bastión de la primera clase en Emirates

Los futuros A350 y B787 de Emirates no tendrán primera clase a bordo, que solo se mantendrá en los B777 y en los cuatrimotores de Airbus

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

16/12/2019 - 11:03h

Emirates decidió no apostar por la primera clase en la ambiciosa renovación de su flota, que estará protagonizada por la llegada de 50 A350-900 y 30 B787-9, que comenzarán a volar en marzo de 2023.

El presidente de la compañía del Golfo, Tim Clark, declaró que esos nuevos aviones estarán configurados con las clases business, económica premium y económica, pero “probablemente no” con la primera clase.

[Para leer más: Adiós al A380: el A350 es el nuevo avión favorito de Emirates]

En declaraciones a Executive Traveller, el ejecutivo precisó que el A350 se usará para vuelos regionales y de largo recorrido, de hasta 15 horas de duración; mientras que los B787 servirá en rutas de medio y largo radio, “que, en nuestra perspectiva, no puede configurarse con la primera clase”.

La primera clase en los A380 y los B777

Actualmente Emirates cuenta con la primera clase en su flota de A380 y B777, categoría que fue elegida como la mejor del mundo este año por Tripadvisor.

Los nuevos A350-900 y B787-9 tendrán la categoría económica premium pero no primera clase

Los B777-300 ER de esta aerolínea fueron totalmente renovados para alojar a seis suites de la categoría más exclusiva, que se presenta en una distribución de 1-1-1.

Las suites de Emirates se convierten en pequeñas habitaciones. Foto: Emirates

Las suites de Emirates se convierten en pequeñas habitaciones. Foto: Emirates

Todas tienen paneles que se cierran y convierten al asiento en una pequeña habitación, y las plazas del pasillo cuentan con ventanillas virtuales que suplen la ausencia de vistas exteriores.

[Para leer más: Cómo el A380 revolucionó el lujo de la primera clase]

Diseñadas por el estudio de interiorismo de Mercedes Benz, tiene detalles como tabletas para llamar a los tripulantes de cabina.

En los A380, que será retirado de operaciones a partir de 2030, hay 14 suites de primera clase, ubicadas en el piso superior del avión. Sus asientos miden 58 centímetros de ancho, a un lado se encuentra un mini bar automatizado que eleva las bebidas a las manos del pasajero, y al final del pasillo hay un detalle único: dos duchas en elegantes baños.

La llegada de la nueva business

Las nuevas clases business se inspirarán en la comodidad de los asientos de los A380, lo que le otorgarán uniformidad cuando los B777 sean paulatinamente retirados del servicio. Cabrá ver qué sucede con los B777-X, de las que Emirates encargó 150 unidades, luego rebajada a 126 aviones, pero que todavía no se sabe cuándo comenzarán a volar comercialmente.

La económica premium de Emirates será una de las más exclusivas del mundo, pero no llegará a tener asientos reclinables como una cama

 

“Estamos homogeneizando la flota: el B777-9X, el B787, El A350 y el A380 tendrán el mismo tipo de comodidades en la business”, precisó Clark. Excepto el ancho de los asientos, la pantalla de entretenimiento y las amenities a bordo serán similares.

El A380 marca el rumbo

Precisamente el A380 marcará el debut de la nueva clase ejecutiva, que llegará a fines de 2020.

Con una nueva categoría business que liderará el lujo en esta categoría, ofrecer primera clase sería casi redundante.

La clase business tendrá mini bar propio y un mejor servicio de entretenimiento a bordo. Foto: Emirates.

La clase business tendrá mini bar propio y un mejor servicio de entretenimiento a bordo. Foto: Emirates.

La estrategia de la compañía pasa por potenciar a la categoría económica premium, que será una de las más exclusivas en el mercado, pero que no llegará a tener asientos que se reclinen como una cama.

Esa clase será “como la business de antes, con más espacio para el pasajero y mejor servicio de comida, y con un mayor grado de reclinación en el asiento”.

Clark anuncia que el lujo será su sello de identidad: “cuando la presentemos a finales del año que viene será más elegante que cualquier otra, y probablemente mejor”.