Accor pesca en las aguas revueltas de Air France

Accor Hotels pide pista para entrar en Air France-KLM.

Accor pesca en las aguas revueltas de Air France

Accor está interesado en comprar el 14% del capital de Air France en poder del Estado francés

Accor Hotels irrumpe en la crisis de Air France: el mayor grupo hotelero europeo confirmó que analiza comprar una participación minoritaria del consorcio Air France-KLM.

Para evitar una carrera de especulaciones, la dirección de la hotelera se apresuró a aclarar que el proyecto se encuentra en un estadio preliminar y que no hay "ninguna certidumbre" de que la potencial operación pueda concretarse.

No es la primera vez que Accor y Air France intentan un acercamiento: en un comunicado, el grupo hotelero dijo que habían analizado alianzas con la aerolínea en el terreno digital y con una plataforma de servicios para fidelizar a los clientes de ambas empresas.

El Estado francés se quiere ir

La forma más probable de que Accor llegue a Air France-KLM es comprando el 14,3% que posee el Estado francés.

Según Le Figaro, el presidente de la hotelera, Sébastien Bazin, propuso a los representantes públicos la adquisición de la totalidad o una parte de esa participación, que el pasado viernes tenía un valor de 439 millones de euros al cierre de la sesión bursátil.

Ello supondría la mejor salida para Emmanuel Macron, que ve a la crisis de Air France como una patata caliente que está lejos de solucionarse.

Accor pagaría 439 millones por el 14,3% de Air France-KLM que posee el Estado francés

Ya el ministro francés de economía, Bruno Le Maire, advirtió de que el Estado “no rescatará a empresas que no han hecho lo necesario para ser competitivas”.

Otras opciones serían la venta de solo una parte de la participación pública o el canje del 14,3 % de los títulos de Air France-KLM por acciones de Accor Hotels (un poco más del 3%). 

La crisis que no cesa

Air France atraviesa una grave crisis por las continuas huelgas de su personal, lo que ha llevado a la dimisión de su presidente Jean-Marc Janaillac.

El también consejero delegado del consorcio había presentado una propuesta de aumento salarial para terminar con los paros, pero el rechazo de los trabajadores forzó su renuncia.

La conflictividad laboral impactó en los resultados de la aerolínea francesa: en el primer trimestre Air France perdió 178 millones de euros, mientras que su socia KLM logró beneficios por 60 millones.

La alianza (todavía) sigue

En varias oportunidades los directivos de la aerolínea holandesa declararon que las relaciones entre ambos socios son sólidas y que no se contempla un divorcio.

Según dijo el consejero delegado de KLM, Pieter Elbers, la alianza entre las dos aerolíneas tiene que mantenerse para no perder su lugar como uno de los cinco mayores operadores de Europa, en un panorama donde la competitividad es mayor y en el que el negocio se tambalea por el aumento del combustible.