El acuerdo entre Enaire y los controladores desactiva las huelgas

Los controladores aéreos y Enaire firmaron la paz. Y se desactiva el temor a las huelgas en verano.

El acuerdo entre Enaire y los controladores desactiva las huelgas

El acuerdo despeja la amenaza de huelgas en el centro de control de Barcelona-Gavà para el verano

No habrá huelga entre los controladores aéreos. Enaire, y el sindicato Usca acordaron que la plantilla aumente un 21% hasta el 2025, lo que implica que se incorporarán 420 nuevos trabajadores en los próximos siete años, que se sumarán a los 400 puestos ya estipulados para cubrir las jubilaciones que se vayan produciendo hasta ese año.

Los puntos que quedaban por definir era la llegada de 96 controladores adicionales en el centro de control de Barcelona-Gavà, que se incorporarán hasta el 2023, así como el estado en que se organizan los turnos de trabajo.

Pero finalmente la tarde de este martes los representantes de Enaire, Usca y de los trabajadores de Barcelona pudieron cerrar estos últimos flecos, informaron fuentes sindicales a Cerodosbé.

Reclamos desde Barcelona

Los empleados del centro de Gavà-Barcelona controlan los vuelos de El Prat así como los que operan en Baleares y en el Levante español.

El acuerdo entre Enaire, Usca y los trabajadores del centro de Barcelona-Gavà despeja la amenaza de huelgas en el verano

Sus 298 trabajadores reclamaban la apertura de más plazas para descomprimir la saturación de trabajo, que en vez de ser de cinco días de trabajo y tres de descanso, “al final terminan siendo dos jornadas”, porque el empleado termina su turno en la madrugada del primer día festivo.

La amenaza de la huelga desaparece

Las negociaciones con Enaire se habían interrumpido cuando se produjo el cambio de Gobierno, y tras dos semanas de espera, los representantes sindicales insistieron con que sus demandas tengan respuesta.

El temor de Enaire, así como de las aerolínea, era que una posible huelga en Barcelona se expanda por los otros centros del país como un efecto dominó.

La plantilla operativa de España estaba compuesta por 1.745 personas a cierre de 2017. Para 2025, esa cifra aumentará en más de 800 controladores aéreos tras el acuerdo firmado, al margen de las plazas convocadas en 2017 y en este mismo año.

Otros frentes por resolver

El acuerdo entre los controladores todavía tiene que ser ratificado por la asamblea de los trabajadores de Barcelona el viernes, y luego por los miembros de Usca en el resto de España.

Sin embargo, tras ser desactivada esta amenaza, todavía quedan dos posibles huelgas por resolver: uno es la posible medida de fuerza de tripulantes de Ryanair en el país (que se realizaría en simultáneo con los sindicatos de Italia, Portugal y Bélgica), que actualmente están reunidos en Dublín y que decidirán este miércoles 4 las medidas que tomarán.

La otra es de los pilotos de Vueling, que negocian por medio de Sepla con la empresa para obtener un aumento salarial del 30% y un compromiso de crecimiento en las bases españolas.