Aena prepara su aterrizaje en Japón

El aeropuerto de Hakodate, al norte de Japón, podría ser gestionado por Aena.

Aena prepara su aterrizaje en Japón

Aena prevé enfocar su expansión internacional con inversiones en siete aeropuertos de Japón, que el gobierno piensa privatizar.

Aena rechazó la oferta de compra del 49% de Luton, pero no renunció a su expansión internacional. El gestor aeroportuario tiene la mira puesta en Japón, donde proyecta invertir en siete terminales de la isla de Hokkaido, al norte del país.

Según precisaron su presidente Jaime García-Legaz y el director financiero de Aena José Leo en la presentación de resultados trimestrales, la intención es presentarse a las licitaciones de siete aeropuertos que el gobierno de Tokio piensa privatizar.

Las terminales deseadas por Aena

El más importante de ellos es el aeropuerto de Chitose, en la ciudad de Sapporo. Esta terminal es la quinta más grande del país, y gestiona el tránsito de 14,7 millones de pasajeros anuales.

Los demás aeródromos son de una capacidad mediana a pequeña: entre ellos están el de Hakodate (que cuenta con 1,77 millones de pasajeros), el Asahikawa (1,14 millones), y otras terminales con un volumen de operaciones de 200.000 a 700.000 pasajeros al año.

Qué tiene Japón de interesante

La razón para elegir Japón es aprovechar la oportunidad de las privatizaciones. Para ello, los directivos de Aena estuvieron en las tierras niponas para conocer de primera mano las instalaciones y tomar contacto con miembros del gobierno.

Japón es menos restrictivo que otros países para recibir inversiones extranjeras en su aeropuerto

En caso de que prospere la operación, el contrato de explotación sería por un período de 30 años con una prórroga de cinco años.

Además Japón tiene un marco regulatorio que es menos restrictivo que otros países para las inversiones en sus aeropuertos.

Otros puntos a favor de Japón, indicó el director financiero en la conferencia con inversores, es que se proyecta un crecimiento de doble dígito de pasajeros, tanto de los viajeros corporativos como en el movimiento turístico, , impulsado por la promoción del gobierno nipón.

Se buscan socios

Para desembarcar en este país Aena contempla asociarse con inversores locales, para reducir su margen de riesgo en la operación.

Tanto para esta actuación como para futuras inversiones, Aena prevé crear un vehículo financiero en el que la empresa española sería un socio minoritario.

De esta forma podría agilizar su expansión con la entrada en la gestión de otras terminales del mundo, y así sortear la reticencia que tienen diversos gobiernos en que una empresa, con mayoría del capital en manos del Estado, pueda comprar aeropuertos.