Los inversores desconfían de los planes de Aena

Jaime García-Legaz, presidente de Aena. EFE/MG.

Los inversores desconfían de los planes de Aena

Los bancos de inversión reconocen la evolución positiva de Aena, pero recomiendan desprenderse de sus acciones

En febrero Aena presentó los mejores resultados de su historia: ganancias por 1.232 millones de euros (+5,8%) y una operatividad de 250 millones de pasajeros. En el último año, sus títulos se revalorizaron el 26,75%, y sin embargo los analistas creen que es momento de desprenderse de sus acciones.

Por ejemplo, Banc Sabadell mantiene la opción de vender los valores del gestor aeroportuario, y le asigna un valor de 121 euros, casi un 30% menos de su actual valor de mercado, en los 171,75 euros.

Estructura poco ágil

Los analistas de esta entidad reconocen que Aena ha tenido una evolución operativa “interesante”, pero consideran que su estructura accionarial, con una mayoría de consejeros representantes del Estado, le otorga “poca agilidad en la toma de decisiones”, lo que le resta atractivos a la acción.

Respecto a la deuda del ente, el banco precisa que la reducción que logró en los últimos años “no genera valor”, y cree que seguirá disminuyendo pero en una menor proporción a mediano y largo plazo. Desde el Sabadell, ven “poco probable que se fije un objetivo de apalancamiento".

Los analistas financieros consideran que la estructura directiva de Aena es poco ágil en la toma de decisiones

Por el lado de las inversiones programadas por Aena, los analistas estiman que es razonable asumir que el límite de 450 millones de euros al año de capex (inversiones de capital) regulatorio pueda ampliarse.

El pelotazo inmobiliario no seduce

Aena tiene en carpeta un ambicioso plan urbanístico en torno a las terminales de Madrid y Barcelona, que implicará una inversión de 1.264 millones de euros. Según los analistas un rasgo poco atractivo es que la dirección del ente “no espera tomar partido gestionando los mismos”. Estos activos, actualmente valorados en unos 450 millones de euros, se irán "desagregando" en un plazo de 40 años en Madrid y de 20 en Barcelona, precisa.

En el apartado de las futuras expansiones, los expertos estiman que Aena tendrá una “exposición netamente nacional”, y el paso que debería dar –consideran- es que el gestor cree empresas en las que tenga una participación minoritaria y que pueda aportar su conocimiento a nivel industrial.

Actualmente la empresa presidida por Jaime García-Legaz tiene la oportunidad de controlar el 100% del aeropuerto londinense de Luton, tras la puesta en venta del 49% de su socio Ardian. Todavía los directivos de Aena no tomaron una decisión al respecto, y tienen un mes para comunicar qué pasos darán.