Aena blinda el rendimiento de su negocio a los accionistas

La terminal de Barajas será ampliada, y sus terrenos urbanizados para acoger una ciudad aeroportuaria. Foto: Aena

Aena blinda el rendimiento de su negocio a los accionistas

Aena mantendrá una retribución del 80% de los beneficios a sus accionistas en los próximos ejercicios, y confirma su plan de expansión en otros mercados

Juan Pedro Chuet-Missé

BARCELONA

29/05/2018 - 17:57h

Aena lanzó oficialmente su plan estratégico 2018-2021, que apuesta por el negocio inmobiliario para potenciar los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, la expansión como gestor de otras terminales en el mundo, el desarrollo tecnológico y digital de la red de terminales y la garantía de que los accionistas recibirán el 80% del beneficio neto individual.

Las líneas de acción que aprobó el Consejo de Administración de Aena se mantienen en los anuncios previos que fue realizado su presidente Jaime García-Legaz en los últimos meses.

Retribuciones al 80%

En su plan Aena confirma que mantendrá una política de redistribución del 80% de los beneficios netos individuales a sus accionistas. En el último ejercicio, en que logró ganancias por 1.232 millones de euros (+5,8%), repartió 975 millones de euros entre sus socios.

De este monto, el 51% -unos 497 millones de euros- fue a los bolsillos del Estado, representado por Enaire.

Control de gastos

Además el ente afirma que mantendrá la disciplina en el control de costes y buscará consolidar su posición financiera, “conservando la competitividad actual”.

Aena contempla ampliar su plantilla de trabajadores para atender al crecimiento de las operaciones y a las nuevas normativas de seguridad

El plan prevé aumentar las plantillas entre este año y el que viene, tanto para hacer frente al incremento de pasajeros como para cumplir con las exigencias normativas de seguridad y del programa DORA. Pero en la propuesta enviada a la CNMV no se precisa la cantidad de personal que se contratará.

Mantener el plan de inversiones

Para atender al crecimiento de pasajeros en su red de aeropuertos, Aena contempla ampliar y adecuar sus terminales ejecutando el plan de inversiones DORA 2017-2021, y lanzar nuevos proyectos en una segunda etapa de este programa.

Este plan prevé destinar 2.464 millones de euros para la rehabilitación de infraestructuras, de los cuales Barajas recibiría 445 millones y El Prat 157 millones.

Desarrollo urbanístico

Los planes urbanísticos en Barajas y El Prat es otro de los apartados más destacados. En el caso de la terminal de Madrid, comprende la urbanización de 396 hectáreas, con una inversión que roza los 3.000 millones de euros.

En cuanto a la de Barcelona, implica la gestión de 262 hectáreas, y se espera contar con una inversión de 1.264 millones en euros.

El plan estratégico prevé ampliar los aeropuertos y mejorar las áreas comerciales, con un relanzamiento de los 'Duty Free'

En ambos casos, la intención de Aena es que el dinero sea puesto por inversores privados, y el gestor aeroportuario ofrecerá los terrenos para urbanizarlos.

Mejora de los espacios comerciales

Aena busca exprimir el negocio comercial dentro de las terminales, y para ello proyecta rediseñar y optimizar los espacios comerciales de los principales aeropuertos.

En su plan estratégico contempla relanzar la oferta comercial Duty Free y reposicionar las tiendas especializadas.

El afán de Aena por la oferta comercial motivó las críticas del Defensor del Pueblo, que había dicho que recibió numerosas quejas de usuarios por la pérdida de espacio público en los aeropuertos, “debido a la tendencia a transformarlos en áreas comerciales, con una nueva organización orientada a la rentabilidad”.

Nuevas rutas y negocios

El plan estratégico proyecta atraer más aerolíneas y abrir nuevas rutas a Asia, potenciar los hubs de Madrid y Barcelona, y conseguir más conexiones de largo radio.

Aena creará una estructura societaria con inversores privados para entrar en nuevos mercados

En cuanto a su expansión económica, se prevé crear una estructura con socios privados para invertir en otras terminales del mundo.

De esta forma, Aena podría sortear el recelo de los gobiernos extranjeros a permitir que una empresa con participación mayoritaria del Estado realice inversiones en sus aeropuertos.

El gestor ya cuenta con participaciones en los aeropuertos de Luton, México, Cartagena y Cali, y ha puesto el foco en Japón para su próximo salto inversor.