El sector aeronáutico perdería 4.700 millones por el “brexit”

El aeropuerto de Heathrow, en Londres, será uno de los grandes perjudicados si no hay acuerdo tras el "brexit".

El sector aeronáutico perdería 4.700 millones por el “brexit”

El presidente del consejo de aeropuertos europeos alerta que la falta de acuerdo por el “brexit” podría llevar a perder 30 millones de pasajeros

Las aerolíneas y los gobiernos británico y el europeo negocian contrarreloj para evitar que el “brexit” se convierta en un agujero negro económico y de movilidad. Si Gran Bretaña no firma un acuerdo con la UE similar al que mantiene ahora como Estado miembro de la UE la aviación en Europa podría perder 4.700 millones de euros y dejar hasta 30 millones de pasajeros en los próximos ocho años.

Esta fue la advertencia de Michael Kerkloh, presidente del Consejo Internacional de Aeropuertos de Europa (ACI Europe) y consejero delegado de la terminal de Múnich. Y es más: según Kerkloh, las pérdidas en la economía europea podrían trepar hasta los 8.000 millones de euros en el PIB de la unión.

Este análisis coincide con el pesimismo de IATA, que advierte que la falta de acuerdo causará un “colapso” en los cielos europeos.

Alerta sobre el proteccionismo

Si bien el mandatario de ACI destacó el crecimiento del tráfico europeo durante 2017, alertó que la sombra del proteccionismo de las aerolíneas y la "naturaleza egoísta" de la campaña actual para una mayor regulación de las tasas aeroportuarias conducirán a un panorama más sombrío entre las compañías aéreas.

Los aeropuertos de Europa temen que el “brexit” lleve a una pérdida de 30 millones de pasajeros

Kerkloh dijo que los aeropuertos de Europa se sienten aliviados de que el Reino Unido y la UE hayan llegado a un acuerdo sobre la primera fase de las negociaciones, pero ha advertido que los riesgos de un escenario sin acuerdo entre ambas partes "son reales". "Por ahora, seguimos completamente a oscuras en cuanto a lo que sucederá al final de la transición", añadió.

"Una cosa es bastante clara: la dinámica política que da forma a estas negociaciones está muy reñida con los intereses comerciales", explicó.

Recordó que, en los últimos 20 meses, ACI Europe ha insistido reiteradamente en la necesidad de mantener un régimen de aviación más liberal entre el Reino Unido y la UE, para salvaguardar la conectividad aérea. "Cualquier cosa más restrictiva que el actual mercado único europeo de la aviación tendrá un coste. Simplemente no hay una alternativa ganadora", justificó.

Mantener la política de cielos abiertos

Kerkloh explicó que la industria aeroportuaria europea ha sido durante mucho tiempo uno de los principales defensores de los acuerdos de cielos abiertos de la UE, como una oportunidad para impulsar la conectividad, el comercio y el empleo, y el crecimiento. No obstante, mostró su preocupación porque "algunos intenten utilizar la revisión de la Regulación 868 para avanzar en una agenda proteccionista", dijo en referencia a la normativa que evita las prácticas comerciales desleales en la aviación.

En su opinión, los cielos abiertos deben ir de la mano de la competencia leal y por lo que apoyan la propuesta de la Comisión Europea, "pero las reglas deben ser claras y específicas y no deben estar abiertas a interpretaciones diferentes.