La industria aérea modera su expansión (por ahora)

Las aerolíneas de Estados Unidos lideran los beneficios del sector aeronáutico.

La industria aérea modera su expansión (por ahora)

Las industria aeronáutica gana un 2,3% menos en el año, pero se prepara para un fuerte incremento para el 2018

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

05/12/2017 - 18:59h

La industria aeronáutica tiene motivos para festejar, pero también para advertir señales de turbulencias en el sector. Para este año la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) estima que las aerolíneas habrán conseguido 29.084 millones de euros en beneficios, una cifra importante pero que es un 2,3% menos de los que han obtenido el año pasado. De todas formas, sus autoridades respiran aliviados porque se pensaba que el año cerraría con 2.600 millones menos de los que finalmente se alcanzarán.

La disminución de los ingresos se debe a un aumento de los costes operativos, sobre todo por la subida del precio del combustible, y a mayores partidas para gastos laborales.

Pero la patronal aeronáutica es optimista de cara al próximo año: para el 2018 calcula que los beneficios crecerán un 11,3%, y alcanzarán los 32.349 millones de euros.

Las aerolíneas reducen sus beneficios por el aumento de los costes operativos y laborales

¿Cómo se logrará este incremento en los números? IATA considera que será posible gracias al aumento de la demanda, la mejora en la eficiencia y en la reducción de los intereses de los pagos financieros.

Preocupación por el aumento del petróleo

Este triángulo optimista permitirá a las aerolíneas enfrentar el aumento de los costes, sobre todo el del combustible, ya que se espera que el barril Brent aumente su cotización desde los 50 a los 62 euros.

Esto pondrá en aprietos a las aerolíneas de bajo coste, que analizan esta cotización al minuto para calcular sus ajustados márgenes de ganancias. Es que se espera que la factura de combustible suponga el 20,5% de los costos totales, frente al 18,8% que ha implicado en el 2017.

También significa un desafío para las low cost que se lanzan a conquistar las rutas de largo radio, con vuelos a América, África y Asia a precios reducidos. Un incremento mayor en el fuel llevaría a que este modelo de negocio fuera poco viable.

La lupa sobre los costes laborales

Las aerolíneas miran con lupa la evolución de los costes laborales, que representan al 30,9% de los gastos. Hay aerolíneas como Ryanair que mantienen una política de tercerización de sus tripulaciones para rebajar el impacto de las nóminas y las cargas sociales en sus finanzas, aunque la contrapartida es un escenario de reclamos de los trabajadores y sus sindicatos.

Las aerolíneas de Oriente Medio incrementarán sus ganancias un 100% en el 2018

Otro frente que las aerolíneas tienen que solucionar contrarreloj son los problemas derivados del “brexit”, donde se debe establecer cuál será el rol de las líneas aéreas británicas respecto al espacio aéreo europeo, y de qué forma las empresas continentales volarán al territorio británico.

Crecimiento de Oriente y América

Como en los años anteriores, en Estados Unidos se registrarán los mayores beneficios, con 13.842 millones de euros. Las ganancias en Europa subirán un 17,3%, hasta 9.707 millones de euros, mientras que su capacidad operativa crecerá un 5,5%; lo que implica un mejor rendimiento del negocio.

Asia obtendrá ganancias por 7.597 millones (+8,4%), pero el gran salto lo darán las regiones emergentes: las aerolíneas de Oriente Medio ganarán un 100% más en el año que viene, seguidas por las de América Latina (+22%).